Moise defiende su victoria en Haití y se compromete a combatir la corrupción


PUERTO PRÍNCIPE|

El ganador de las elecciones presidenciales en Haití, Jovenal Moise, ha prometido que reformará la Constitución y que combatirá la corrupción una vez asuma el cargo el próximo año.

El consejo electoral ha indicado que Moise se impuso en la primera vuelta del 20 de noviembre con más de 25 puntos de ventaja, según los resultados preliminares.

La participación en los comicios fue del 20 por ciento en el país más pobre del Hemisferio Occidental. Si los resultados no son cotestados, no habrá segunda vuelta y Moise será el próximo presidente del país caribeño. Se espera que los resultados defintivos se anuncien el 29 de diciembre.

Moise dará el relevo a un Gobierno de transición al frente del país desde que su predecesor y benefactor político, Michel Martelly, dejó el cargo en febrero, y su victoria ha desencadenando protestas por sus detractores, que denuncian que las elecciones han estado amañadas.

El futuro presidente tendrá ante sí importantes retos, entre ellos la galopante inflación y el alto desempleo. En una entrevista concedida a Reuters, ha defendido que ganó de forma justa y que usará su mandato para llevar a cabo reformas constitucionales e institucionales con el fin de reforzar la estabilidad y reducir la corrupción.

"La Constitución representa un bloqueo", ha afirmado Moise. "Estamos en una fase de democratización. Estamos construyendo una democracia. No podemos construir una democracia con molestias", ha subrayado.

Según ha argumentado, Haití no debería celebrar elecciones locales, parlamentarias y presidenciales durante el mandato presidencial de cinco años y ha sugerido que todas se celebren al mismo tiepo.

Asimismo, ha sostenido que la elección de los jueces anticorrupción debería hacerse mejor, mientras que las instituciones ya en marcha para combatir la "plaga" de la corrupción deberían reforzarse y reorganizarse.

"La corrupción es el principal freno (al desarrollo) en los países pobres", ha subrayado Moise. "Al más alto nivel de gobienro, tenemos que marcar estilo y predicar con el ejemplo", ha afirmado.

También ha dicho que incluirá a personas de otros espectros políticos en su administración, subrayando que la inestabilidad política ha llevado a la dependencia en la ayuda internacional. "No se puede desarrollar un país con donaciones", ha defendido.

Moise ha prometido igualmente que ajustará la economía, haciendo mención particular a la agricultura, el turismo y la construcción. "No puedo decir que en cinco años haré a Haití un 100 por 100 autosuficiente" en materia alimentaria, ha admitido Moise, un empresario agrícola conocido durante la campaña como 'Banana Man'. "Creo que si Haití no es suficiente alimentariamente hablando, es porque hemos dejado de trabajar", ha añadido.