A augura que PP no conseguirá reunir en toda la campaña a tanta gente como ayer hubo en el mitin de Zapatero

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

El PSOE-A auguró hoy que el PP-A no conseguirá alcanzar, sumando todos los actos que haga en Andalucía durante la campaña electoral por los comicios europeos, la cifra de las 25.000 personas que ayer se congregaron en el Pabellón de Deportes de Dos Hermanas (Sevilla) para asistir al mitin del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El secretario de Organización del PSOE-A, Rafael Velasco, manifestó en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional --que estuvo presidida por el secretario general, Manuel Chaves, y por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán-- que el acto de ayer demostró el "gran éxito de movilización" que está teniendo el partido con motivo de esta campaña electoral, algo que, según reconoció, no es una tarea fácil.

Agregó que el Partido Socialista ha demostrado que tiene "músculo, capacidad de convocatoria y que se ha tomado muy en serio esta campaña", mientras que al PP "no le interesa" en absoluto. Dijo que en Dos Hermanas se congregó más gente que sumando todas las manifestaciones que el PP-A ha organizado para demandar pleno empleo.

Velasco estimó que el PP "se vuelve a equivocar al no movilizar a sus bases y al no hacer actos" con motivo de la campaña, mientras agregó que los socialistas eran conscientes de que se partía de una "temperatura baja", pero que, tras el acto de ayer, "el "interés va creciendo".

Para el dirigente socialista, la "obligación y responsabilidad de los partidos es trabajar por conseguir la mayor participación" el día 7 de junio. Recalcó que se trata de un "deber democrático" y expresó que no tienen muchas esperanzas en el PP, apuntando que hay algunos interesados en que la "gente se quede en sus casas y no vaya a votar".

Según Velasco, el acto de Dos Hermanas ha ido un claro ejemplo de "cómo hacer" la campaña electoral, ya que el eje del discurso ha sido Europa y Andalucía, demostrando una campaña "en positivo".

Añadió que el PP, sin embargo, se está dedicando a "ufanarse de la preocupación" de las familias en estos momentos de crisis, a afrontar las elecciones como un "plebiscito de 2012", a "relamerse las heridas por el caso Gürtel" o a poner "en cuestión las reglas del juego y bajo sospecha la gestión de la administración de justicia".

En su opinión, durante este campaña se están contrastando claramente dos modelos: "el de aquellos que chapotean en las crisis para sacar rédito electoral y el de los que hacen propuestas y plantean soluciones" a los problemas de los ciudadanos.