Actos multitudinarios cierran la campaña electoral en Ecuador

  • Quito, 23 abr (EFE).- La campaña electoral para los comicios generales del próximo domingo en Ecuador, que se ha caracterizado más por la propaganda que por los programas, cierra hoy con actos multitudinarios de los principales candidatos presidenciales y sus partidos o movimientos políticos.

Actos multitudinarios cierran la campaña electoral en Ecuador

Actos multitudinarios cierran la campaña electoral en Ecuador

Quito, 23 abr (EFE).- La campaña electoral para los comicios generales del próximo domingo en Ecuador, que se ha caracterizado más por la propaganda que por los programas, cierra hoy con actos multitudinarios de los principales candidatos presidenciales y sus partidos o movimientos políticos.

El principal candidato a ganar las elecciones, según los sondeos, el actual presidente, Rafael Correa, lo hace en Guayaquil, la mayor ciudad del país, donde también se concentra con sus partidarios el multimillonario Álvaro Noboa, así como la candidata Martha Roldós.

Por su parte, el ex presidente Lucio Gutiérrez cierra su campaña en Quito.

De los ocho candidatos presidenciales que se postularon para estas elecciones, solo estos cuatro, según los últimos sondeos, tienen posibilidades de conseguir un porcentaje de votos apreciable.

De todos modos, según los sondeos, Correa, con su programa de Revolución Ciudadana, afín a las tesis del Socialismo del Siglo XXI, puede ganar incluso en la primera vuelta, para lo que necesitaría o bien la mayoría absoluta de los votos o un 40 por ciento con una diferencia sobre el segundo de más de diez puntos porcentuales.

Tanto Noboa como Gutiérrez discuten hasta el último momento esta perspectiva y se han mostrado convencidos de que forzarán, cada uno por su lado, una segunda vuelta que, caso de ser necesaria, se realizaría el 14 de junio.

Correa ha dominado las últimas citas electorales, desde que fue elegido en 2006; consiguió formar una Asamblea Constituyente que redactó una nueva Constitución que fue aprobada en referendo en septiembre de 2008.

Noboa, un multimillonario bananero que se presenta por cuarta vez como candidato a la Presidencia, y que perdió en segunda vuelta precisamente con Correa en 2006, está convencido esta vez de que logrará su meta.

Para ello ha prometido conseguir más inversiones con el objetivo de que Ecuador se convierta en un país de clases medias con salarios de entre mil y dos mil dólares, cuando el salario mínimo actual es de 228 dólares.

Por su parte, Gutiérrez tiene una espina clavada por haber sido destituido por el Parlamento en 2005, tras haber sido elegido en 2003, debido a las masivas protestas populares, en las que Correa participó activamente.

Más de 10,5 millones de ecuatorianos están llamados a las urnas en las que además de presidente y vicepresidente se elegirán asambleistas nacionales y provinciales, prefectos, alcaldes, concejales, parlamentarios andinos y juntas parroquiales.

Varias misiones de observación electoral, en particular las de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE) se encuentran en el país para vigilar el proceso electoral.

La campaña se ha caracterizado, según los observadores, por la tranquilidad, pese a las denuncias tanto de los candidatos oficialistas como, sobre todo, de los opositores, de excesiva utilización de recursos propagandísticos del Estado.

En cualquier caso, de acuerdo con analistas y las propias misiones de observación, la campaña ha tenido mucho de propaganda en las franjas publicitarias establecidas por el Consejo Nacional Electoral, y poco de debate programático.

Por primera vez están facultados para votar los jóvenes entre los 16 y los 18 años de edad, los policías y militares, así como los presos que no tengan aún sentencia firme.