Aguilar no ve en juego "la victoria de Zapatero", pero demanda trabajo a cargos locales para "derrotar a la derecha"

Pide que "se comprometan como si les fuese la vida en ello" y ve al PSOE encargado de "hacer frente" a directivas como la de las 65 horas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

El cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar, solicitó hoy a alcaldes y concejales que "se comprometan" en la campaña "como si les fuese la vida en ello" con el fin de "derrotar a una derecha recalcitrante", aunque enfatizó que "no está en juego la victoria de Zapatero" sino una Europa "que no pase por encima de los trabajadores".

"Está en juego la Europa que queremos, la Europa que merecemos", advirtió, al tiempo que aludió, en un mitin en Santiago, a la normativa partidaria de ampliar la jornada laboral a 65 horas semanales. Frente a esto, destacó la "importancia" del PSOE a la hora de "hacer frente" y "plantar cara" a estas políticas y "marcar el rumbo para mejor".

En este sentido, entendió que "la derecha" es el "adversario" de los socialistas, puesto que promulga, según apuntó, la reducción de inversión y gasto público, la congelación de salarios y pensiones, la precarización del empleo y el abaratamiento del despido. "Éste es el verdadero programa que Rajoy no se atreve a desvelar", alertó, y reprobó que el popular "sólo intenta explotar el malestar general".

"Lo estaríamos pasando peor si impusieran su cruel recetario frente a la crisis", incidió, al tiempo que erigió a su partido en "garantía" para evitar esta situación. Por ello, consideró que "es el momento" de "arrimar el hombro" con Zapatero contra la crisis para "no triturar los derechos de los trabajadores ni recortar las prestaciones sociales".

A mayores, López Aguilar criticó que el PP "no habla ni un solo segundo de Europa ni de la crisis, sino sólo de su apetito de poder y su hambre atrasada de Moncloa", al tiempo que vinculó esta constatación con el hecho de que Mariano Rajoy plantea los comicios europeos como "una revancha" o "unas elecciones primarias".

VICTORIA SOCIALISTA

Tras recordar la victoria de Barack Obama en Estados Unidos como muestra de que "el voto puede cambiar las cosas para construir un mundo mejor", consideró llegado el momento de emular a los americanos "al otro lado del Atlántico". "Ahora nos toca a nosotros, será la tarea del próximo Parlamento europeo", proclamó, al tiempo que auguró que la "movilización" y el "empeño" darán la victoria a los socialistas.

Apelando a los 130 años de historia del socialismo y describiéndolo como "la fuerza que mejor representa la pluralidad española y europea", insistió en pedir a los responsables políticos su "entrega a fondo" para lograr "reafirmar la confianza mayoritaria de los españoles" en su partido, del mismo modo que hace un año, cuando José Luis Rodríguez Zapatero revalidó como presidente del Gobierno.

"Tenemos que cargarnos las pilas de convicción, porque sólo de nosotros depende la victoria", arengó a los responsables institucionales presentes, y reiteró la importancia de la "movilización" y de la "capacidad de transmisión" frente a una derecha que "sólo confía en su electorado mecánico". "Compromiso y movilización", recetó López Aguilar.

CRISIS

El candidato socialista alertó de que "el sueño europeo" se puede tornar en "pesadilla" y evidenció que "sólo con el PSOE se asegura la salida de la crisis" y que ésta no será "de cualquier modo". "No pisando las cabezas de los parados, sino manteniendo el modelo de protección social y mejorando el modelo de crecimiento. Todo lo contrario de los que recomienda la derecha", señaló.

En referencia a la "desinversión" y "desprotección social" que, a su juicio, promulga el PP, aseguró que no constituye la "salida de la crisis". "Nos va a sacar la reafirmación de Europa la inversión, la apuesta colectiva y la protección de los que menos tienen", entendió, puesto que "la crisis la han causado los especuladores y los abogados de la ideología ultraliberal".

Por ello, consideró que el que saldrá de las elecciones del 7 de junio es "el Parlamento europeo más decisivo de la historia" debido a la extensión de la Unión Europea y por la necesidad de "remontar" la crisis. Por ello, tras incidir en que las políticas comunitarias sirvieron para "mejorar", por ejemplo, a Galicia, subrayó que "ahora" los electores "deben mejorar" a Europa.

"Os pido que ejerzamos como europeos el 7 de junio y que llevemos de la mano el mayor caudal de votos", animó López Aguilar a los alcaldes y concejales presentes. "Somos fuertes en Galicia y podemos superar cualquier tropiezo", señaló, en alusión a la pérdida de la Xunta el pasado 1 de marzo, al tiempo que subrayó que los socialistas mantienen el poder en "muchas alcaldías y en las principales ciudades".

"IR AL ENCUENTRO DE LA GENTE"

Previo a su mitin, el candidato socialista justificó su ausencia en la presentación de la candidatura en Madrid debido a la "necesidad de ir al encuentro de la gente, explicando el significado de Europa". "No es verdad que esté distante de la gente, pero a veces está mal explicada", esgrimió, al tiempo que enfatizó que "Europa es Galicia y es Santiago". "Es la protección del sector lácteo, la defensa de los derechos de los trabajadores, la protección social y, ahora más que nunca, el estímulo para salir del bache", detalló.

Además, López Aguilar aprovechó su visita a la capital gallega para conocer el casco histórico y probar la gastronomía típica en una terraza.

Allí degustó unas raciones de pulpo y mejillones, que decidió acompañar con un refresco light en lugar del Albariño que eligieron sus anfitriones, el regidor local, Xosé Sánchez Bugallo, y el secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, acompañados de varios ediles y del secretario de Organización de los socialistas gallegos, Pablo García.

En su visita, aprovechó para saludar a varios turistas que se le acercaron y causó sensación entre las féminas. De hecho, una de las presentes llegó a exclamar: "¡Qué guapo, si parece un artista!", después de que su marido le mostrase al candidato del PSOE al Parlamento europeo.