Alborch muestra su confianza en el nuevo Ejecutivo para afrontar la crisis y las reformas municipales

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

La portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, mostró hoy su "confianza" en el nuevo Ejecutivo central "para afrontar la crisis económica y las necesarias reformas del marco municipal", según informaron en un comunicado fuentes del PSPV.

Asimismo, se refirió a las declaraciones hechas por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, tras conocer los cambios realizados por el presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, y consideró que la primera edil "se precipita demasiado últimamente". Indicó que así lo "demostró con el contrato de las regatas" previas a la America's Cup y señaló que "ahora ha vuelto a precipitarse".

Criticó también que Rita Barberá haya convocado "apresuradamente" una rueda de prensa, tras la remodelación del Gobierno, para "zaherir una vez más al Ejecutivo". La responsable socialista manifestó que "de esta forma", la alcaldesa "demuestra que se ha convertido definitivamente en la portavoz" del presidente del PP, Mariano "Rajoy en detrimento de su papel como representante de todos los valencianos".

La también senadora socialista afirmó que "lamentablemente, esta actitud es coherente con la sorprendente afirmación vertida por Rita Barberá en el último pleno municipal, cuando declaraba en un marco inequívocamente institucional que lo que más le gusta es criticar al Gobierno", dijo. Carmen Alborch consideró que esta actitud es "perjudicial para los intereses de los valencianos y valencianas" y aseveró que "con semejantes manifestaciones, Rita Barberá reconoce una preocupante incapacidad institucional para ser la interlocutora del Gobierno de España que Valencia necesita".

La portavoz socialista se mostró "confiada con el nuevo Gobierno para afrontar la crisis económica y las necesarias reformas del marco municipal, entre otros retos que tiene el país", dijo. Así, sugirió a la primera edil que, "si no puede resistir su vocación crítica del Gobierno y preservar su papel institucional, procure al menos conceder los 100 días de cortesía que se suelen otorgar en estos casos".

Carmen Alborch se preguntó, asimismo, "si el papel cada vez más notorio de la alcaldesa como ariete del Gobierno no responde a una toma de posiciones ante una eventual retirada" del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ante el "caso Gürtel y su desorientación ante los efectos de la crisis económica para la Comunitat Valenciana".

BIENVENIDA

La representante socialista dio la bienvenida a los nuevos ministros y ministras del Ejecutivo central y se mostró "convencida" de que el nuevo Gobierno "es el adecuado para asumir el impulso necesario en tiempos de cambios trascendentales a escala global y por tanto también nacional". Invitó a Barberá a reconducir su actitud hacia la normalidad y la lealtad institucional en el marco de cooperación que más conviene a los intereses de los valencianos y valencianas, según indicaron las mismas fuentes.