Badia contrapone el modelo dialogante socialista a las "guerras ilegales" de la derecha

IGUALADA (BARCELONA), 23 (EUROPA PRESS)

La candidata del PSC a las elecciones europeas, Maria Badia, contrapuso hoy el modelo de Europa que defienden los socialistas con las "guerras ilegales" que propugnan los neoconservadores.

Así, mientras José María Aznar se reunió en las Azores para planificar la invasión de Irak, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acude a "reuniones internacionales para encontrar soluciones a nivel global" contra la crisis.

En su intervención en un mitin organizado por las Juventudes Socialistas ante 150 personas, Badia indicó que en el 7 de junio los electores tienen que elegir entre "quienes les gustan las guerras ilegales y mienten diciendo que hay un problema que no es" o los socialistas, que abogan por valores como el diálogo, el multilateralismo y la diversidad.

"No podemos permitir que los que nos han colocado la crisis sean los mismos que gestionan la post-crisis, porque no lo harán bien", dijo Badia, quien abogó por "sacar a la derecha del Parlamento europeo", puesto que siente "urticaria" hacia las políticas sociales.

También destacó de la derecha su histórico euroescepticismo y sus respuestas proteccionistas ante la crisis, soluciones que ya no tienen validez en un contexto "global".

Badia indicó que de todos los partidos que concurren en las elecciones catalanas, sólo dos participan en "familias" fuertes en la Eurocámara, populares y socialistas. Además, indicó que tras las elecciones saldrán elegidos unos ocho eurodiputados catalanes, que participarán en un Parlamento donde hay más de 700 parlamentarios.

Por ello, pidió el voto de todos los ciudadanos que se consideran "de izquierdas", puesto que es a través de un grupo amplio y con fuerza como el socialista que Badia y los eurodiputados del PSC lograrán ser la voz de Catalunya en las instituciones europeas.

Badia concluyó su intervención destacando que es la única mujer cabeza de lista en estas elecciones europeas en Catalunya, y aseguró que ello prueba que los socialistas abogan por un modelo de sociedad distinto al de la derecha, que valora las "aportaciones de las mujeres" y que no deja perder "el 50% del talento del país".