Brown promete una limpieza y un nuevo código de conducta para los diputados

Brown promete una limpieza y un nuevo código de conducta para los diputados

Brown promete una limpieza y un nuevo código de conducta para los diputados

LONDRES, 31 (EUROPA PRESS)

El primer ministro británico, Gordon Brown, defendió este domingo la necesidad de reformar profundamente las instituciones públicas incluido el Sistema de Sanidad Pública o la televisión BBC para evitar escándalos como el de los gastos cargados por los miembros del Parlamento al erario público que ha provocado un escándalo político sin precedentes en el país.

Los abusos han ofendido a su "conciencia presbiteriana", afirmó Brown en declaraciones a la BBC antes de defender un plan de "limpieza" del Parlamento que, según reveló, incluirá un código de conducta vinculante jurídicamente. La "limpieza", dijo, incluirá a todos los organismos públicos, "incluida, sospecho, la BBC".

El líder del Partido Laborista rechazó la necesidad de convocar elecciones anticipadas, tal como pide la oposición del Partido Conservador. "Creo que la gente quiere que primero se limpie el sistema. Para ser honesto, lo que he visto ofende a mi moral presbiteriana", lo que he visto es algo horroroso", dijo.

"No espero que haya ejemplos de casos claros de fraude. Y lo que he visto significa que sólo la apertura, en el sentido de que se pueda descubrir lo que ocurre, permitirá aplicar la disciplina adecuada. Estoy horrorizado, estupefacto por lo ocurrido", agregó.

Sobre la posibilidad de investigar a diputados por fraude, Brown afirmó que es un asunto policial. Sin embargo, "no renunciaría a eso", dijo. "El nuevo código de conducta debe incluirse en la Ley de Renovación Constitucional para que pueda ser presentada en el Parlamento este mismo año. Se cree que incluirá una serie de compromisos mínimos de servicio a los ciudadanos, que, de ser desatendidos, podrían suponer la imposición de sanciones monetarias o incluso la destitución", explicó.

Brown no descartó la inclusión de la revocabilidad mediante elecciones de un diputado que incurra en conductas reprobables y anunció la creación de un comité que estudie posibles reformas constitucionales más profundas que podrían incluir una ley de derechos, una constitución escrita o la reforma de la Cámara de los Lores, la cámara alta británica.

Tampoco descartó una reforma electoral y destacó la importancia de que se mantengan los vínculos entre los diputados y las circunscripciones por las que fueron elegidos.

Con respecto a las inminentes elecciones locales y europeas, Brown dijo que rechazará cualquier movimiento dentro del Gobierno que vaya encaminado a la sustitución del primer ministro si, tal como se prevé, el Partido Laborista sufra una importante derrota electoral. Ni siquiera si sus compañeros de gabinete considerasen que fuera positivo con vistas a las próximas generales. "No, porque estoy trabajando en el problema en cuestión. Estoy trabajando en la economía todos los días", dijo.

Según el sondeo publicado este domingo por el 'Sunday Telegraph', el Partido Laborista de Brown sería el tercero en número de votos --algo que no ocurría desde 1987--, con el 22 por ciento, tres puntos por detrás del Partido Liberal Demócrata y 18 puntos tras el Partido Conservador de David Cameron.