Camacho (PP) pide una campaña en clave europea alejada de "debates nacionalistas"

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP de Catalunya, Alícia Sánchez Camacho, pidió hoy que la campaña para las elecciones europeas del 7 de junio se desarrolle "en clave europea, alejada de los debates soberanistas y nacionalistas que otros quieren hacer" y añadió que su partido hablará de preocupaciones "reales", como el desempleo, las infraestructuras y la agricultura.

Declaró que Catalunya necesita un mayor peso de España en Europa y lamentó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha olvidado a Catalunya desde que ganó las elecciones", ya que "ha incumplido todas las promesas que ha hecho". En este sentido, afirmó que fue el PP quien trajo "el AVE, la ampliación del aeropuerto, quien impulsó el corredor del Mediterráneo y quien dio una mejor financiación a Catalunya".

Quiso recordar al candidato europeo de ERC, Oriol Junqueras, que en Europa se encuentran representadas las lenguas oficiales de los Estados y que allí "el español representa a los españoles y a los catalanes", como en el Congreso, a lo que añadió que "la nación es la nación española".

Por último, consideró "lamentable" que la Generalitat "haya gastado 25 millones de euros de los impuestos de todos los catalanes para hacer un programa informático que gestione el impuesto de sucesiones" y reafirmó que el PP lo suprimiría, "que es la realidad que quieren los catalanes, los empresarios y los autónomos".

Camacho hizo estas declaraciones durante una visita a la celebración de las 'Cruces de Mayo' en el distrito de Nou Barris (Barcelona), acompañada de la candidata 'número tres' del PP a las elecciones europeas, Teresa Jiménez Becerril, a la que presentó como "una candidata de lujo".

Jiménez --quien aseguró representar a la sociedad civil que nunca ha estado en política--, instó a los ciudadanos a confiar en que "quienes lo hicieron bien antes, en el 96, pueden volver a hacerlo para retomar el rumbo de España".

La candidata lamentó que España tiene "el doble de paro que los demás países europeos" y aseveró que "hace cinco o seis años Europa miraba a España como un ejemplo al que todo el mundo quería venir porque era lo mejor". Además, afirmó que en España "ahora mismo la educación tiene un 30 por ciento de diferencia con Europa".