Diputación Guipúzcoa no sabe si González de Txabarri gastó más de 100.000 euros en comidas y regalos en seis meses

SAN SEBASTIAN, 4 (EUROPA PRESS)

La diputada foral de Presidencia Presidencia y Administración Foral de Guipúzcoa, Edurne Egaña, eludió hoy confirmar si el ex diputado general del territorio histórico, Joxe Joan González de Txabarri, gastó 100.000 euros en comidas y regalos durante los seis últimos meses de su mandato, hecho que aseguró desconocer y que, en todo caso, "no tiene la suficiente relevancia como para iniciar una investigación".

Egaña respondió hoy en la comisión de Presidencia y Administración foral de las Juntas a varias preguntas presentadas por la portavoz del grupo juntero de Aralar, Rebeka Ubera, sobre la información publicada en febrero en un periódico que acusaba a González de Txabarri de pagar, con la Visa de la Diputación, 100.000 euros en gastos de representación, entre los que figuraban más de 10.000 euros en pañuelos de seda personalizados ó 23.000 en un 'lunch'.

La diputada foral señaló que los datos correspondientes a gastos en actos protocolarios del anterior Ejecutivo foral "figuran en algún archivo", pero consultarlos "no es" de su "competencia". "No es un tema de mi responsabilidad y no tengo acceso a esta información, que está archivada", afirmó.

Por ello, Egaña señaló que ni niega ni afirma tales hechos porque los desconoce. "Supongo que podrás ir al archivo y consultarlo, pero es tomar un trabajo que no es nuestro, porque cada uno es responsable de lo que hace y nosotros somos responsables de lo que hace este Gobierno", insistió.

En todo caso, consideró que lo que se gastara el anterior Ejecutivo en actos protocolarios y de representación, concretamente en comidas y regalos, "no tiene ninguna importancia ni ninguna relevancia como para iniciar una investigación".

Además, la diputada foral recordó que el gabinete del diputado general no está "bajo" su "área de actuación", y, además, destacó que, en caso de que González de Txabarri hubiera gastado las cantidades anteriormente citadas, habría que tener en cuenta "el contexto en el que se produjeron". En su opiniçon, "no es lo mismo dar un 'lunch' para el embajador de EE.UU.", por ejemplo, que "para unos niños del colegio 'x'", señaló.

AUSTERIDAD

En este sentido, insistió en que "hay que conocer las circunstancias y a que se corresponden cada uno de esos conceptos", ya que no existe "una definición genérica que establezca un límite entre lo que es protocolo, lo que es cortesía y lo que es exceso". No obstante, aseguró que, en lo que respecta al actual Gobierno foral, la austeridad es "una de sus señas de identidad".

Por su parte, desde el grupo juntero de Aralar, su portavoz, Rebeka Ubera, denunció "el despilfarro" del Ejecutivo foral, liderado por González de Txabarri, quien presuntamente realizó el pago en los últimos seis meses en su cargo el pago de una "escultura para la escuela en la que cursó sus estudios (10.725 euros), un 'lunch' de 23.807 euros, o 136 pañuelos de seda personalizados por valor de 10.725 euros", además de "opíparas comidas y productos de lujo".

La portavoz de Aralar manifestó que comprende "la importancia de que algunos eventos exija algún gasto excepcional", para añadir que "los gastos no pueden responder a cualquier concepto, tienen que tener un límite que no se puede sobrepasar y ese límite lo tiene que poner el Gobierno".

Finalmente, pidió a la Diputación que adopte "el compromiso de adecuar sus actuaciones a los nuevos tiempos, una forma de proceder que debiera ser norma siempre", pero que "se hace más necesaria" en estos tiempos de crisis.