El electorado de 2008 fue el más diverso de la historia gracias al voto hispano

  • Washington, 30 abr (EFE).- El aumento de la participación hispana en las elecciones de 2008, en las que un 7,4 por ciento de los votantes fueron latinos, contribuyó a formar el electorado más diverso de la historia de EEUU, según un estudio del Centro Pew.

El electorado de 2008 fue el más diverso de la historia gracias al voto hispano

El electorado de 2008 fue el más diverso de la historia gracias al voto hispano

Washington, 30 abr (EFE).- El aumento de la participación hispana en las elecciones de 2008, en las que un 7,4 por ciento de los votantes fueron latinos, contribuyó a formar el electorado más diverso de la historia de EEUU, según un estudio del Centro Pew.

El estudio, divulgado hoy y que analiza los cambios demográficos en el electorado durante los últimos 20 años a partir de datos de la Oficina del Censo, señala que el porcentaje de votantes hispanos se ha duplicado desde 1988, cuando era de un 3,6 por ciento.

Casi la mitad de los hispanos cualificados para votar hicieron uso de su derecho en las elecciones de 2008, lo que supone un aumento de 2,7 puntos desde que un 47,2 por ciento de ellos votaron en la reelección de George W. Bush en 2004.

Este mayor peso del voto hispano se explica, según los autores del estudio, por el crecimiento de la población latina y por su mayor acceso a la ciudadanía.

Desde 2004, el número de hispanos con derecho a voto creció más de un 21 por ciento, con lo que pasaron a representar un 9,5 por ciento del total de la población apta para votar.

El resto de minorías del país también han registrado un aumento significativo de participación, lo que ha provocado que uno de cada cuatro votos emitidos el 4 de noviembre de 2008 proviniera de personas de raza negra, asiática o hispana.

En concreto, de los 131 millones de personas que votaron en la elección de Barack Obama, un 7,4 por ciento eran hispanos, un 12,1 por ciento negros y un 2,5 asiáticos, lo que deparó a los votantes blancos el dato de participación más bajo de la historia: un 76,3 por ciento.

Como resultado, la brecha histórica entre los votantes blancos y los de otras razas se evaporó, especialmente en el caso del electorado negro.

Su nivel de participación subió casi 5 puntos desde 2004 y se situó en un 65,2 por ciento, un porcentaje muy cercano al de la participación de los blancos (66,1 por ciento).

El aumento de la participación de los jóvenes negros y especialmente, de las mujeres negras, entre las que la tasa alcanzó el 68,8 por ciento, contribuyó a disparar el porcentaje de votantes de esta raza que acudieron a las urnas.

Según la encuesta que acompaña al estudio, el número de negros que aseguraron haber votado en las elecciones de 2008 supera en dos millones a la de los que indicaron lo mismo en 2004.

Entre los hispanos, el aumento de votantes fue también de dos millones de personas, mientras que entre los asiáticos fue de 338.000 más.

En cambio, el crecimiento del número de votantes blancos fue más moderado, y pasó de 99,6 a 100 millones.

El estudio también analiza las tasas de participación por regiones, y concluye que el mayor aumento se produjo en los estados del sur que destacan por una amplia población de votantes negros.

Así, desde 2004, la tasa subió 8 puntos porcentuales en Misisipi, 7,5 en Georgia, 6,1 en Carolina del Norte y 6 en Luisiana. También creció 6,9 puntos en el Distrito de Columbia.

En cuanto a los candidatos, un 67 por ciento de los hispanos votaron por Barack Obama, que recibió un respaldo mucho más unánime entre los negros (95 por ciento), y un 31 por ciento de los latinos eligió a John McCain.

En cambio, el electorado blanco se inclinó en su mayoría hacia el candidato republicano, que obtuvo un 55 por ciento de los votos, frente al 43 por ciento que prefirió a Obama.

Los datos empleados en el estudio se derivan del suplemento dedicado al voto de la Encuesta de Población de noviembre, llevada a a cabo por la Oficina del Censo en alrededor de 55.000 hogares del país. EFE