El PSOE niega las "redadas indiscriminadas" y dice que es una campaña orquestada por "los seguidores de Le Pen en el PP"

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El portavoz socialista de Seguridad en el Ayuntamiento de Madrid, Óscar Iglesias, negó hoy la existencia de "redadas indiscriminadas" contra inmigrantes y dijo que es una campaña orquestada por "los seguidores de Jean-Marie Le Pen (presidente del Frente Nacional francés) en el PP".

Además exigió el "cese fulminante" de la delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, después de que afirmara que esas redadas se dan en Madrid y que atentan contra los Derechos Humanos. "El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, debe cesarla por mentir y dudar del trabajo de la Policía Nacional", señaló en declaraciones a Europa Press.

Y es que considera que con estas afirmaciones "coloca en la diana de la opinión pública a unos policías nacionales que todos los días se juegan la vida para garantizar la seguridad de los madrileños". Además considera que así el PP sólo demuestra su "falta de responsabilidad institucional y sus deseos desesperados de que todo parezca que va mal para intentar conseguir un puñado más de votos".

"Ni en política ni en la vida se puede jugar con los sueños y temores de muchas personas que han venido honradamente a ganarse la vida en este país", declaró el socialista que añadió, a renglón seguido, que la libertad, el orden y la ley del Estado de Derecho "están garantizados para todos los ciudadanos a pesar de las mentiras que quiere transmitir el PP".

También exigió al alcalde que abandone su "silencio vergonzante" y que diga públicamente si está de acuerdo o no con las declaraciones de Dancausa. "Si las apoya, además de retratarse políticamente, deberá decir cuándo, cómo y dónde se están produciendo estos hechos y acudir a instancias judiciales y, en caso contrario, tiene que actuar políticamente, cesar a Concepción Dancausa y pedir disculpas públicas a la Policía Nacional", añadió Iglesias.

El portavoz de Seguridad añadió que el Grupo Municipal Socialista apoya la labor de la Delegación de Gobierno en Madrid y el trabajo diario de los policías nacionales. Adelanta además que llevará esta cuestión a la próxima comisión municipal de Seguridad con el fin de que el equipo de Gobierno "rectifique estas graves acusaciones que nunca se deberían haber producido".