El reto de Ecuador es acabar con la campaña electoral constante, dice el jefe de misión UE

  • Quito, 26 abr (EFE).- El principal desafío de Ecuador, que hoy acude a las urnas por sexta vez en tres meses, es terminar con "este clima de campaña electoral permanente", aseguró hoy el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE), el portugués José Ribeiro e Castro.

La OEA califica la organización electoral en Ecuador "de buen nivel"

La OEA califica la organización electoral en Ecuador "de buen nivel"

La OEA cree que Ecuador pude construir "grandes acuerdos" tras las elecciones generales

La OEA cree que Ecuador pude construir "grandes acuerdos" tras las elecciones generales

El reto de Ecuador es acabar con la campaña electoral constante, dice el jefe de misión UE

El reto de Ecuador es acabar con la campaña electoral constante, dice el jefe de misión UE

Quito, 26 abr (EFE).- El principal desafío de Ecuador, que hoy acude a las urnas por sexta vez en tres meses, es terminar con "este clima de campaña electoral permanente", aseguró hoy el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE), el portugués José Ribeiro e Castro.

El observador europeo recordó que los ecuatorianos han votado en seis ocasiones desde octubre de 2006 y que, además, en los últimos 13 años se han sucedido diez presidentes, lo que ha minado las instituciones estatales y ha supuesto que "el déficit que tiene Ecuador es de institucionalidad".

Por ello, afirmó que, a su juicio, "el reto mayor para las fuerzas políticas del país es conseguir que se termine este clima de campaña electoral permanente" y por tanto se fortalezca la institucionalidad.

Los ecuatorianos, cuyo voto es obligatorio, salvo excepciones, bajo sanción de multa, acudieron a las urnas para elegir presidente el 15 de octubre de 2006, y tuvieron que hacerlo de nuevo el 26 de noviembre en segunda vuelta, puesto que en la primera ninguno de los candidatos logró el número de votos suficiente.

El ganador de esos comicios, el actual presidente, Rafael Correa, convocó de nuevo, como había prometido, a sus compatriotas a las urnas el 15 de abril de 2007 para que se pronunciaran sobre la redacción de una nueva Constitución y, luego, para elegir a los miembros de la Asamblea Constituyente que se encargaría de hacerlo.

El pasado 28 de septiembre fue aprobada en referendo esta Carta Magna, que, además de permitir la reelección por un período consecutivo, exigía la convocatoria de elecciones generales, que son las que se celebran hoy.

Para Ribeiro e Castro, los permanentes cambios de presidentes, las rupturas institucionales y las crisis de la democracia "no son buenas para los países para desarrollarse".

Por ello, "el reto mayor de la nueva Constitución es la institucionalidad", agregó el jefe de la misión europea, quien destacó la voluntad del pueblo ecuatoriano para fortalecer su democracia.

Más de 10,5 millones de ciudadanos están convocados hoy para elegir al presidente y el vicepresidente, a los prefectos de las 24 provincias, los asambleístas o parlamentarios nacionales, los alcaldes y los concejales.

Correa se perfila, según los sondeos, como vencedor de los comicios, incluso en la primera vuelta, para lo que necesitaría una mayoría absoluta de los votos válidos o al menos el 40 por ciento y una diferencia sobre el segundo de diez puntos porcentuales.

De no ser así, habría una segunda vuelta el 14 de junio, en la que se elegirán, además, a cinco parlamentarios andinos y a casi 4.000 miembros de juntas parroquiales.