El vicepresidente de Ecuador se lamenta por los reclamos de la oposición a las elecciones

  • Quito, 9 may (EFE).- El vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno, se lamentó hoy por la serie de críticas y reclamos que han surgido desde la oposición frente a las elecciones generales del pasado 26 de abril.

El vicepresidente de Ecuador se lamenta por los reclamos de la oposición a las elecciones

El vicepresidente de Ecuador se lamenta por los reclamos de la oposición a las elecciones

Quito, 9 may (EFE).- El vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno, se lamentó hoy por la serie de críticas y reclamos que han surgido desde la oposición frente a las elecciones generales del pasado 26 de abril.

Moreno, que formó parte de la fórmula electoral oficialista, junto al jefe del Estado, Rafael Correa, agradeció a la población por haberlos reelegido, pero insistió en que le da pena la reacción de ciertos políticos opositores que perdieron en los comicios.

Los procesos electorales, dijo Moreno, deben ser vistos como "una fiesta de propuestas, una fiesta de crítica constructiva -por supuesto-, una fiesta de buenas intenciones, pero, lastimosamente eso no se está dando en este momento".

"¡Qué pena que haya tanto reclamo con respecto a las elecciones, a la forma cómo se las llevó!. ¡Qué pena que no aprendamos a reconocer nuestras derrotas!. Hay que aprender a ganar con humildad y hay que aprender a perder con dignidad", dijo el vicepresidente, que hoy reemplazó a Correa en su habitual programa sabatino.

Moreno, sobre todo, rechazó las críticas que ha formulado el ex presidente y candidato presidencial Lucio Gutiérrez, que resultó segundo en las elecciones, pero que ha pedido que se repitan los comicios por supuestas irregularidades en el proceso.

Además, en un intercambio de ataques verbales con Correa, Gutiérrez replicó al reelegido mandatario, que le había acusado de haber golpeado a su ex mujer, Ximena Bohórquez, de la cual se encuentra separado.

Gutiérrez, por contra, aseguró que Correa había golpeado a su padre, ya fallecido, hace muchos años, cuando regresó a Ecuador de Estados Unidos, donde había sido detenido por un caso de narcotráfico.

Moreno salió en defensa del Presidente y desestimó la acusación de Gutiérrez, al advertir de que en la época en la que el padre de Correa regresó a Ecuador, el actual mandatario sólo tenía ocho años de edad, según él, muy poca para ejecutar una agresión.

Además, el vicepresidente ecuatoriano recordó que el actual Gobierno cumple casi dos años y medio de su primer mandato, el mismo lapso que Gutiérrez duró en el poder, pues fue derrocado por el Congreso tras intensas protestas populares en Quito.

Gutiérrez gobernó Ecuador entre enero de 2003 y abril de 2005, cuando fue destituido del cargo por el Parlamento, de una forma irregular, según juristas.

Moreno recordó "al perdedor de las elecciones"últimas, en referencia a Gutiérrez, que mientras a él "lo botaron" del poder en dos años y medio, ahora, el pueblo, en ese mismo tiempo, ha reelegido a Correa.

"Ventajosamente nuestro pueblo no es un pueblo desmemoriado", apostilló Moreno.