ERC exige modificar la ley para que Catalunya sea circunscripción electoral

Cree que Europa no será completa hasta que Catalunya esté "sin intermediarios"

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

ERC exigió hoy una modificación de la ley electoral española para que las comunidades que, como Catalunya, lo quieran puedan constituirse en circunscripción electoral a las elecciones europeas. En su manifiesto con motivo del día de Europa, criticaron que la circunscripción única "ignora la realidad plurinacional" de España.

Para el número dos de la candidatura de ERC, Jordi Solé, la circunscripción única es una "rémora de voluntad estatalista", y criticó que "ni Estados tan centralistas" como Francia tienen una sola circunscripción. Por ello, reclamó al Estado que haga como Francia, Irlanda, el Reino Unido Bélgica e Italia, entre otros, y traslade a las elecciones europeas "su realidad diversa" propiciando así una "mayor proximidad" entre electores y elegidos.

En el manifiesto, los republicanos consideran que Europa no será completa hasta que Catalunya no esté representada "sin intermediarios". "Sin nosotros, sin los acentos de nuestra lengua, Europa no es completa", aseveran.

Durante la presentación del manifiesto, Solé, dijo que las elecciones del 7 de junio son una oportunidad para configurar en el Parlamento una "nueva mayoría progresista y verdaderamente europeista" capaz de imprimir un acento europeo en la resolución de los principales retos globales.

El manifiesto llama a aprovechar la recesión para establecer unas bases de prosperidad más sólidas y estables: "No se trata sólo de tomar unas medidas rápidas para evitar un colapso económico a corto plazo, sino avanzar hacia un modelo de futuro más sólido, menos volátil y más sostenible".

Por ello, apuesta por un modelo que frene la especulación financiera, y endurezca la regulación y supervisión de los mercados, que apueste por sectores de futuro con más valor añadido y "menos depredador" de recursos y territorio. Opinan que éste sería un modelo que ayudaría a rebajar los "perversos efectos sociales" de la crisis y reforzaría el liderazgo europeo en la economía global.

ERC se comprometió a trabajar para garantizar que el parlamento europeo y otras instituciones comunitarias den apoyo al comercio justo. Según Solé, se trata de "asegurar que las necesidades de los productores marginados y de los trabajadores pobres del sur se reflejen en todos los ámbitos políticos de la Unión Europea".