Gallardón rechaza hablar del caso de corrupción durante un acto en Bruselas "por cortesía" con el resto de participantes

Invita a otras ciudades a sumarse al Pacto de Alcaldes porque supondrá una "contribución histórica" a la sostenibilidad del planeta BRUSELAS, 19 (EUROPA PRESS) El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, rechazó hoy hacer ningún tipo de declaraciones en relación a la operación Gürtel de corrupción urbanística durante su participación en un acto celebrado en el Parlamento Europeo con motivo de la Semana Europea de Energía sostenible "por cortesía" con el resto de participantes. Además de Gallardón, los alcaldes de Budapest y Hamburgo, Gabor Demszky y Ole von Beust, respectivamente, participaron junto al comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, y el vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, en una rueda de prensa para presentar el Pacto de Alcaldes por el cual más de 400 ciudades europeas se comprometen a impulsar la lucha contra el cambio climático. El turno de preguntas para los periodistas se abrió advirtiendo de que no se permitirían cuestiones que no estuvieran directamente relacionadas con el acto en sí y los proyectos sostenibles que los alcaldes de Madrid, Budapest y Hamburgo presentaron. Preguntado por si temía que el caso de corrupción urbanística en varios municipios del norte de la Comunidad de Madrid y la trama de espionaje que ha salpicado al Partido Popular pudieran afectar negativamente al desarrollo de sus políticas para un Madrid más sostenible, Gallardón respondió a la periodista que "por cortesía" hacia las personas que estaban allí no iba a responder. "Por respeto a las normas; si quiere usted y yo hablamos cuando termine esta sesión", añadió. Sin embargo, Gallardón evitó hacer declaraciones a los medios españoles que le esperaron a la salida de la comparecencia, como ya lo hizo a su llegada, mientras las personas que acompañaban al alcalde madrileño apartaban a los periodistas que intentaban preguntar, llegando incluso a empujar a un cámara de televisión y a sujetar a una redactora. 400 CIUDADES EUROPEAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Ruiz-Gallardón viajó a Bruselas para suscribir el Pacto de Alcaldes, una iniciativa promovida por la Comisión Europea para impulsar la lucha contra el calentamiento global y según la cual las ciudades se comprometerán a reducir sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) más allá del objetivo de reducción del 20 por ciento en 2020 asumido por la UE. Así, unas 400 urbes se comprometen por escrito a desarrollar en el plazo de un año planes de acción para los proyectos con los que piensan lograr los objetivos vinculantes en materia de reducción de emisiones. También se comprometen a elaborar informes periódicos sobre el cumplimiento de los mismos. El Ejecutivo comunitario supervisará estos planes de acción y, aunque su incumplimiento no conllevará sanciones económicas, sí supondrá la exclusión del convenio firmado hoy. En el caso de Madrid, el alcalde aseguró que la ciudad está "muy satisfecha" por suscribir el documento, porque se trata de una iniciativa que supondrá una "contribución histórica" a la sostenibilidad del planeta, por lo que además invitó a otras ciudades a unirse a la iniciativa y a ser conscientes de que "el aspecto ambiental va ligado íntimamente al político". RAZONES PARA MEJORAR Además, señaló las razones por las que la capital se suma a este proyecto, que incluyen el objetivo de celebrar en 2016 unos Juegos Olímpicos respetuosos con el medio ambiente y que potencien el ahorro energético para dejar "un legado sostenible" a la ciudad. Ruiz-Gallardón también se refirió a la crisis económica y financiera actual para justificar el compromiso con las energías sostenibles. Consideró que hay que "definir" un nuevo modelo productivo y que las medidas de ahorro, eficiencia y diversificación energética permitirán un doble beneficio: "un mayor respeto ambiental y la salida a la crisis". En el caso de las grandes ciudades, dijo, el compromiso es fundamental porque "concentran medios que en términos de riqueza intelectual se necesitan para afrontar el cambio climático". "La sostenibilidad del planeta sólo será posible si se consigue que las ciudades sean sostenibles", añadió el primer edil madrileño, para quien "este Pacto sitúa el protagonismo del reto (medioambiental) en el ámbito urbano, lo que supone un reconocimiento a la profunda transformación operada por las ciudades en los últimos años". Por ello, Madrid impulsará su Plan de Uso Sostenible de la Energía y Prevención del Cambio Climático 2008-2014, que pretende reducir las emisiones de la capital española en un 14 por ciento en 2012 con respecto a los datos de 2004. "Hay que apostar por la eficiencia, no sólo para combatir el cambio climático, sino también para mejorar la competitividad y el empleo", continuó el regidor, destacando que es fundamental por tanto contar con un modelo de gestión de los servicios públicos apoyados en medidas de eficiencia energética. Por último, puso como ejemplo los datos logrados por Madrid en los últimos años, ya que mientras la ciudad ha ganado 566.000 habitantes, ha creado 760.000 empleos y ha crecido a un ritmo anual del 3,7 por ciento, ha conseguido reducir su consumo de energía en un 8,3 por ciento y el de productos petrolíferos un 21 por ciento, al tiempo que contenía las emisiones de CO2 a casi la mitad de la media europea.