Gómez desconfía del nuevo discurso de Aguirre con Blanco porque "siempre antepone sus objetivos personales"

Arremete contra el "discurso falso" de la falta de inversiones estatales y prevé que el ministro "le refresque la memoria"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, mostró hoy una honda desconfianza de cara a las declaraciones realizadas por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, respecto a la nueva etapa que se abre con el ministro de Fomento, José Blanco, porque la popular "siempre antepone sus objetivos personales" a sus obligaciones como responsable del Ejecutivo autonómico.

Preguntado por el nuevo clima surgido tras la sustitución de Magdalena Álvarez en Fomento, Gómez consideró que "se agarra a un clavo ardiendo" al celebrar el cambio de carteras y el haber sido elegida la primera presidenta autonómica que se entrevistará con el nuevo titular de la política de infraestructuras.

"La propuesta que le hace José Blanco es coherente con su responsabilidad de Gobierno, que es dialogar con todas las instituciones, pero ya veremos cuál será la actitud de Esperanza Aguirre porque tiene que validar un discurso que no es cierto", aseveró Gómez en la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva semanal de la dirección socialista madrileña en referencia a las inversiones en infraestructuras acometidas por el Gobierno central en la región.

En ese contexto quiso felicitar a la ya ex ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por "el buen trabajo hecho" al haber conseguido "más kilómetros ferroviarios e inversiones", con lo que logró "vertebrar España". Por ello consideró que el "estribillo" repetido por Esperanza Aguirre "durante cinco años" sobre que el Gobierno central no invierte en Madrid en obra nueva "es falso" y recordó, entre otras obras, el túnel entre Atocha y Chamartín, la variante de El Molar o la conexión de la M-40 con la conocida como carretera de los pantanos, financiada con fondos del Estado a pesar de ser responsabilidad regional.

El líder de los socialistas de la región recordó que, como Aguirre "sólo habla de infraestructuras" en Madrid, con el Gobierno de José María Aznar se destinaban de media a este campo 2.345 millones de euros al año, una cantidad por debajo de los 2.560 que aporta el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

"REFRESCAR LA MEMORIA" DE AGUIRRE

Por ello, Gómez aseveró que en la reunión de mañana José Blanco "refrescará la memoria a Esperanza Aguirre" sobre inversiones como el Plan Estatal de Inversión Local, que supone destinar más de mil millones de euros a través de los ayuntamientos generando aproximadamente más de 50.000 empleos directos. A ello se sumará el Plan de Cercanías, aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre con un presupuesto superior a los 5.000 millones de euros y que se presentará en breve a la ciudadanía, según Tomás Gómez. "Será la inversión más grande nunca recibida por la Comunidad de Madrid", destacó.

Otra de las cuestiones que será puesta encima de la mesa en la reunión prevista para mañana en el Ministerio de Fomento será la propuesta que se hará a la Comunidad de Madrid para el cierre de la M-50. "Espero que Esperanza Aguirre tenga lealtad institucional por una vez, que rompa la norma que sigue desde hace cinco años basada en la confrontación entre instituciones", declaró para manifestar que confía en que la presidenta autonómica "coja la senda de la coordinación institucional". "Lo deseo de corazón pero tengo dudas porque ya la conocemos", sugirió.

A VUELTAS CON CAJA MADRID

Y es que esa "poca confianza" que tiene en la popular se basa en que "siempre antepone su responsabilidad como presidenta para conseguir objetivos personales". En este marco situó lo ocurrido días atrás, en la reunión mantenida con Aguirre para tratar la posibilidad de modificar la nueva Ley de Cajas para hacer frente a los reparos constitucionales que había señalado la Abogacía del Estado.

"Fue muy receptiva y se comprometió a tratar esa modificación para enmarcarse dentro de la legalidad y que no hubiera contradicciones con las leyes generales y poder subsanar las deficiencias constitucionales, pero hasta hoy no ha movido un dedo", declaró para adelantar, a renglón seguido, que los socialistas no cejarán en apostar por el diálogo institucional.

Sobre esta cuestión, el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, explicó ayer a Europa Press que la cuestión propuesta por el PSM será pospuesta hasta que el Tribunal Constitucional dicte la providencia referida a los aspectos de la norma que pueden quedar suspendidos en función del recurso presentado por el Gobierno de la nación, una decisión que el Alto Tribunal podría dar a conocer "la próxima semana".

La crisis y sus posibles alternativas para salir de ella también fueron cuestiones abordadas en la Ejecutiva socialista. En este sentido, el líder del PSM adelantó que la dirección de los socialistas madrileños se reunirá mañana con los secretarios generales de CC.OO. y UGT para que los sindicatos presenten su plan para relanzar la economía, una propuesta que, según el socialista, coincide en gran parte con la propia propuesta del partido.

Este punto fue aprovechado por Gómez para arremeter de nuevo contra Aguirre por "no haber puesto en la mesa medida alguna para luchar contra el desempleo en Madrid", por lo que pidió a la jefa del Ejecutivo madrileño "por enésima vez" que no piense en ningún plan de relanzamiento económico nuevo y que asuma el elaborado "sesudamente" por los socialistas madrileños.