Kouchner califica de "broma" las palabras de Sarkozy sobre Zapatero e insiste en que existe "camaradería"

PARIS, 20 (EUROPA PRESS)

El ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, salió hoy a la palestra para reiterar que las relaciones entre España y Francia no se han visto afectadas por la polémica suscitada por unas declaraciones del presidente galo, Nicolas Sarkozy, en las que ponía en entredicho la inteligencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, asegurando que fue una "broma" e insistiendo en que existe "camaradería" entre ambos.

"Lo que puedo garantizar es que se trató de una broma por parte del presidente, una manera de reírse de la persona con la que estaba hablando, como suele hacer a menudo", explicó Kouchner en una entrevista a la emisora France Info.

En este sentido, el jefe de la Diplomacia gala, que dijo que anoche habló con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, garantizó que "existe un muy buen entendimiento, muy, muy bueno, una verdadera camaradería" entre los dos presidentes y entre los dos titulares de Exteriores.

Prueba de ello, insistió, es que "hay pocas personas con las que nos llevemos tan bien como con los españoles". "Hemos mantenido las mismas posiciones durante los dos últimos años", subrayó Kouchner, que prometió que no hay "ninguna nube" en la relación y esto lo demuestra el hecho de que la próxima semana tendrá lugar la cumbre bilateral.

El jueves pasado, el diario 'Libération' publicó una información según la cual Sarkozy habría comentado de manera informal durante un almuerzo que tuvo con un grupo de diputados y senadores en el Elíseo que Zapatero no es "muy inteligente".

Fue mientras informaba satisfecho a sus comensales de que el Gobierno español acababa de anunciar una drástica disminución de la publicidad en las cadenas públicas de televisión cuando Sarkozy aludió al presidente español al preguntar a sus invitados a quién había puesto de ejemplo.

El diputado socialista Henri Enmanuelli dijo: "Se pueden decir muchas cosas sobre Zapatero". "Puede que no sea muy inteligente", apostilló Sarkozy. "Yo conozco personas que eran muy inteligentes y que no estuvieron en la segunda vuelta de las presidenciales", continuó el presidente aludiendo al socialista Lionel Jospin.

Luego prosiguió con uno de sus temas favoritos, añade el rotativo. "Además, en mi carrera política he ganado con frecuencia a gente de la que se decía que era más inteligentes y había estudiado más que yo", presumió el inquilino del Elíseo. Los asistentes al almuerzo pensaron en su antiguo rival, el cultivado primer ministro de Jacques Chirac, Dominique de Villepin.

El Elíseo ha desmentido la información del diario, pero el director de 'Libération', Laurent Joffrin, aseguró hoy, también en declaraciones a 'France Info', que éste "mantiene íntegramente lo que escribimos el primer día". "Espero que el Elíseo pida disculipas", añadió.