La española Indra hará escrutinio provisional de los próximos comicios en Argentina

  • Buenos Aires, 26 may (EFE).- La empresa española de tecnología de la información Indra tendrá a su cargo el escrutinio provisional de los próximos comicios legislativos en Argentina, informaron hoy directivos de la compañía.

La española Indra hará escrutinio provisional de los próximos comicios en Argentina

La española Indra hará escrutinio provisional de los próximos comicios en Argentina

Buenos Aires, 26 may (EFE).- La empresa española de tecnología de la información Indra tendrá a su cargo el escrutinio provisional de los próximos comicios legislativos en Argentina, informaron hoy directivos de la compañía.

"Aseguramos la transparencia absoluta de nuestro procedimiento", dijo en un diálogo con periodistas Horacio Losoviz, presidente de la filial local de Indra, que realiza los escrutinios provisionales de las elecciones nacionales en Argentina desde 1997.

El contrato para el escrutinio provisional de las elecciones programadas para el próximo 28 de junio es de 44 millones de pesos (11,7 millones de dólares).

La adjudicación se dio por contratación directa, ya que la licitación pública internacional, lanzada en febrero pasado, quedó sin efecto cuando el Gobierno argentino decidió impulsar el adelantamiento de los comicios de octubre a junio.

Indra tendrá a su cargo la recepción por parte del correo oficial de las copias de los telegramas emitidos por cada mesa electoral con los resultados de los votos ingresados en cada una de las cerca de 70.000 urnas distribuidas en todo el país.

Los datos de los telegramas serán procesados en 32 centros de cómputos, donde trabajarán unas 1.500 personas que ingresarán esa información en un sistema informático.

El encargado de Procesos Electorales para Latinoamérica de Indra, Guillermo Lamadrid, explicó que ese proceso de ingreso de datos se hará a través de un sistema de "doble digitación", esto es, los datos de cada telegrama serán ingresados dos veces por dos personas diferentes y, solo si coinciden, el sistema los acepta.

Después, cada uno de las 32 oficinas de cómputos enviará a través de una red cerrada los datos a un "centro totalizador", situado en la capital argentina, donde se reunirá la información proveniente de todo el país.

En todos estos centros, los fiscales y apoderados de los partidos políticos podrán fiscalizar el proceso.

Indra tomará además imágenes por escáner de cada telegrama procesado y luego los pondrá a disposición de los apoderados de las fuerzas políticas para que puedan contrastar mejor los datos.

Además, los resultados de cada mesa electoral serán volcados a un sitio de internet al que los partidos y los medios de comunicación podrán acceder una vez que lo autorice el Ministerio del Interior.

El escrutinio provisional no tiene validez legal, ya que el válido es el definitivo que se efectúa a partir de las actas adosadas a cada urna y corre por cuenta de la Justicia electoral.

El 28 de junio los argentinos votarán para la renovación de la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y de un tercio de los 72 del Senado, además de para elegir legislaturas provinciales y municipales en algunos distritos.