Las sanciones y la falta de recursos centran el debate de la ordenanza, que sale adelante con el rechazo de IU

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

El pleno del Ayuntamiento de Granada aprobó hoy con los votos a favor del PP y PSOE y el rechazo de IU la Ordenanza para la Convivencia, cuyo debate se centró en el régimen de sanciones que recoge y la necesidad de incrementar los recursos para aplicarla en su totalidad.

La portavoz del grupo municipal de IU, Lola Ruiz, cuestionó durante su intervención el modo en que se harán cumplir las normas que recoge este reglamento municipal "sin un aumento de recursos y medios" y lamentó que el documento no concrete los programas y medidas sociales que se ofrecerán a los colectivos en riesgo de exclusión a los que se prohibirá ejercer la prostitución o la mendicidad "insistente o agresiva".

La formación consideró que la ordenanza no ha sido consensuada con todas las asociaciones que atienden a los colectivos en riesgo de exclusión social y advirtió de que la convivencia "no puede legislarse sino promoverse con medidas a largo plazo". Por ello, se mostró contraria a "unas sanciones que al igual que en Barcelona o Madrid no han solucionado el problema de la prostitución sino que lo han dispersado por toda la ciudad".

Además el edil de IU, Paco Puentedura, criticó la ambigüedad de las normas, que "ponen bajo sospecha a todos los granadinos" y consideró que el control de las actividades que puedan desarrollar en la vía pública los artistas callejeros atenta contra los derechos fundamentales.

Por su parte, el grupo municipal socialista opinó que la ordenanza es un buen instrumento para promover la convivencia siempre que haya voluntad política y advirtió de que estará "muy atento" para que el equipo de gobierno cumpla los compromisos que ha adquirido al crear este documento.

La portavoz del grupo, Carmen García Raya, recordó que si el Ayuntamiento "pretende multar por orinar en la calle deberá habilitar urinarios públicos y si se prohibirá tirar colillas al suelo deberá colocar ceniceros".

Además defendió el carácter pedagógico del texto, que establece que antes de multar los agentes tendrán que informar a los ciudadanos de que están incumpliendo una norma y aseguró que el 80 por ciento de las sanciones económicas "son leves", por lo que instó a IU a "no decir verdades a medias".

No obstante, se mostró de acuerdo con IU en cuanto al incremento de recursos y medios técnicos para hacer cumplir la norma y consideró que esto deberá estar reflejado en las próximas partidas presupuestarias.

El concejal de Protección Ciudadana, Eduardo Moral (PP), agradeció el apoyo de los socialistas y recordó a IU que los artículos referentes al uso de la vía pública por parte de los artistas callejeros se modificó a su petición, de modo que los interesados sólo tengan que informar a la entidad local de lo que pretenden hacer para obtener la correspondiente autorización.

Respecto al incremento de recursos, pidió a los grupos de la oposición que no cuestionen la capacidad de los agentes y los técnicos del área de Servicios Sociales para atender las cuestiones que recoge esta ordenanza, que calificó como un catálogo que defiende los derechos y libertades de los ciudadanos y garantiza un buen uso de la vía pública.

Tras obtener la aprobación inicial, la ordenanza será publicada en el Boletín Oficial de la Provincia y se abrirá el periodo de exposición pública, en el que ciudadanos, grupos políticos y colectivos sociales podrán presentar las alegaciones que consideren oportunas.