ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Más de la mitad de los europeos muestra su desinterés por las elecciones al Parlamento Europeo

Más de la mitad de los europeos muestra su desinterés por las elecciones al Parlamento Europeo

Más de la mitad de los europeos muestra su desinterés por las elecciones al Parlamento Europeo

PARIS, 18 (EUROPA PRESS)

Más de la mitad de los europeos dicen no estar interesados en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán el próximo 7 de junio a pesar de que el 56% de los ciudadanos consideran bueno pertenecer a la Unión Europea en un momento marcado por la globalización, según revela un estudio elaborado por TNS Sofres para la Fundación para la Innovación Política en colaboración con el diario francés 'Le Figaro'.

En función de los países, la coyuntura económica juega mucho en los sentimientos que los ciudadanos europeos tienen respecto a la Unión, de manera que se combinan "lógicas sociales con lógicas nacionales", según explica el profesor universitario y director de la Fundación, Dominique Reynié.

Por eso surgen algunas singularidades chocantes que hacen que, cuando se buscan los países en los que la opinión nacional se distancia mucho de la opinión europea media, uno se encuentra casi siempre frente a los británicos.

Para los autores del estudio no se trata de una leyenda porque cuando se pregunta a los ciudadanos de Reino Unido si dirían que en el contexto general de la globalización la UE supone una suerte o una amenaza, sólo el 22% opta por la primera respuesta y la mayoría, un 56%, dice que "ni lo uno ni lo otro".

Aunque se pudiera pensar que esta actitud responde al espíritu de las islas, el sondeo demuestra que la explicación geográfica no es suficiente, dado que tres de cada cuatro de sus vecinos irlandeses expresan su satisfacción por pertenecer al club de los 27. Irlanda y Reino Unido ocupan, pues, los extremos de la tabla en cuanto a euroentusiasmo se refiere.

Otros dos países vecinos --República Checa y Eslovaquia-- difieren notablemente en cuanto a su pertenencia a la UE, bien vista por el 67% de los primeros y sólo por el 45% de los segundos. También hay respuestas diversas en los países del antiguo bloque comunista que oscilan desde el gran apoyo mostrado por estonios, eslovenos o polacos, al menor de húngaros, lituanos y letones.

Estos resultados reflejan una coyuntura económica particularmente difícil. Por ello, son mayoría los europeos que se dicen dispuestos a votar por un candidato que proponga aumentar el gasto de la UE para fomentar el crecimiento económico. De igual forma, un cuarto de los encuestados dicen que les movería a votar un candidato que planteara subir el gasto comunitario en asuntos sociales y empleo.

Aunque en el conjunto de los 27, más de la mitad de la población, un 56%, apoya a la Unión, la encuesta pone de relieve diferencias en función de la edad. De hecho, sólo la mitad de los mayores de 55 años cree que es bueno pertenecer a la UE, un fenómeno nuevo, agrega el estudio, que en un continente que va camino del envejecimiento demográfico puede ser "determinante".

Mientras, sólo el 17% de los europeos perciben a la UE como una "amenaza" pero esta respuesta es más habitual entre quienes han dejado los estudios antes de los 16 años (23%), el 20% de los jubilados, tres de cada diez obreros y uno de cada cuatro parados. Las clases populares y los grupos sociales más frágiles expresan así las expectativas puestas en una potencia pública común.

MAS GASTO EN EDUCACION

Por edades, los jóvenes de entre 18 y 24 años son los más comprometidos con Europa pero también los que manifiestan un menor interés por la cita con las urnas del próximo junio. Sólo uno de cada cuatro parece tener en cuenta las elecciones europeas y una contundente mayoría del 58% muestran su total desinterés.

La petición fundamental que los jóvenes hacen a la UE es aumentar el gasto en educación y formación, en crecimiento económico, asuntos sociales y sanidad pública. Mayores esfuerzos en la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente ocupan asimismo un lugar importante entre las prioridades de las nuevas generaciones.

Y si tuvieran que elegir en qué ámbitos no ampliarían el presupuesto comunitario responden que en defensa, seguridad y ayuda a los países vecinos de la Unión y a los candidatos a la adhesión, opción esta última que sería respaldada por el 33% de los jóvenes.

El medio ideal para estar informado de las diferentes propuestas durante la campaña electoral es para ellos Internet, un medio que eligen el 46% de los jóvenes y que llega al 48% si se trata de estudiantes.

"Este resultado confirma que los jóvenes abandonan cada vez más el espacio audiovisual para centrarse en el electrónico, por lo que los políticos europeos deberían acelerar su adaptación, todavía muy tímida, si quieren tener alguna oportunidad de ser escuchados por los más jóvenes", resalta el estudio.

ESPAÑA, EL TERCERO MAS EUROPEISTA

Por lo que respecta a España, el sondeo revela que el 65% de los españoles muestra un escaso interés por las elecciones al Parlamento Europeo aunque el 68% considera "más bien una suerte" pertenecer a la Unión Europea.

La encuesta indica igualmente que el 79% de los españoles apoyaría a un candidato que defendiera como prioridad de la UE aumentar la inversión y la ayuda a las empresas europeas para crear empleo y sólo el 20% a quien plantee reforzar el control de la inmigración para reservar los puestos de trabajo a los europeos.

El 74% daría su respaldo a quien quiera destinar más dinero a la creación de empleo y el 82% apoyaría más a los candidatos que pidan limitar todavía más las emisiones de CO2 de los coches para preservar el medio ambiente que a quienes promuevan lo contrario.

Para el 51% de los españoles, el gasto de la UE debería aumentar en el capítulo de educación y formación y para el 43% se debería destinar menos dinero comunitario a defensa y seguridad.

En cuanto a la mejor manera de estar informado durante la campaña electoral, el 51% responde que preferiría debates televisados entre diferentes partidos políticos. Además, el 30% dice que iría a votar el 7-J si tuviera garantías de que el candidato se dedicará a tiempo completo a sus labores de eurodiputado.