Políticos apuestan por una mayor coordinación europea para salir de la crisis

  • Sitges (Barcelona), 29 may (EFE).- La necesidad de una mayor coordinación europea para superar la crisis económica ha sido uno de puntos que más coincidencia ha suscitado entre los participantes de la XXV Reunión del Círculo de Economía, que hoy ha debatido el papel de la Unión Europea en la recuperación económica.

Sitges (Barcelona), 29 may (EFE).- La necesidad de una mayor coordinación europea para superar la crisis económica ha sido uno de puntos que más coincidencia ha suscitado entre los participantes de la XXV Reunión del Círculo de Economía, que hoy ha debatido el papel de la Unión Europea en la recuperación económica.

El comisario para Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Joaquín Almunia, ha señalado que "la crisis nos está revelando que la integración política económica de la UE todavía está a medias", por lo que ha abogado por incrementar la coordinación comunitaria en las medidas de reactivación económica.

Almunia ha sido taxativo cuando ha advertido de que "o salimos juntos o no saldremos bien y algunos no podrán salir. Y esto es así en el tema financiero y en otros, como la retirada ordenada del estímulo fiscal y presupuestario".

Para Almunia, "la presencia del Estado tiende a presionar a favor de soluciones nacionales y es un riesgo muy grande porque se está avanzando en la renacionalización del sistema financiero".

Además, ha recordado que las previsiones de la UE apuntan que la recuperación económica empezará a dibujarse a mediados de 2010, a partir del segundo semestre.

También el ex ministro de Asuntos Exteriores Alemán Joschka Fischer ha abogado por hacer una política económica más "integrada" y por pensar menos en una perspectiva nacional y más en el conjunto de Europa.

Para Fischer, el espíritu de un futuro europeo común es uno de los déficit que tiene Europa, que, además, está sumida en "una profunda crisis de liderazgo y aceptación", por lo que ha pedido un "nuevo liderazgo", como el que ha traído Barack Obama a Estados Unidos.

Joschka Fischer se ha preguntado dónde están los líderes que tienen que explicar cuáles son los intereses comunes de los europeos y ha señalado que quizás hace falta un pacto político "más fuerte" para que surja este nuevo liderazgo.

Ha dicho que desde el punto de vista institucional es muy importante que el Tratado de Lisboa sea aprobado, "aunque no dará respuesta a la crisis actual" y ha remarcado que en esta crisis vemos la debilidad de las instituciones europeas, en especial el de la Comisión Europea.

El alto representante de la UE para la política exterior y de seguridad de la UE, Javier Solana, ha ligado la salida de la crisis económica a la lucha contra el cambio climático, que es un problema global y ha apostado por conseguir un acuerdo con Estados Unidos sobre este asunto antes de la celebración de la cumbre de Copenhague, el próximo mes de diciembre.

En su intervención, también ha puesto de manifiesto la dificultad de un mercado europeo único de la energía y ha señalado que para su construcción se necesita mejorar las infraestructuras y las conexiones en la red de oleoductos y eléctrica, hacer un esfuerzo en el almacenamiento de reservas y dar un impulso al gas licuado.

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha dicho que siempre ha sido partidario de "más Europa" y ha remarcado la necesidad de entablar políticas económicas comunes en diferentes temas, como el de la inmigración.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat, José Montilla, en su conferencia inaugural ha dicho que considera necesario ampliar las reformas y que no se limiten a temas locales, y así ha pedido una reforma del mercado laboral y también del sistema de pensiones.