Rajoy se muestra convencido de que el PP ganará el 7-J a un PSOE "preocupado"

  • Granada, 26 may (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado hoy convencido de la victoria de su partido en las elecciones europeas del 7 de junio, algo que a su juicio no admite "la más mínima duda", porque el PSOE está cada vez "más preocupado".

Granada, 26 may (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado hoy convencido de la victoria de su partido en las elecciones europeas del 7 de junio, algo que a su juicio no admite "la más mínima duda", porque el PSOE está cada vez "más preocupado".

Ha sido tal su convencimiento que hasta se ha permitido ironizar sobre los cambios en la agenda electoral del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En Granada, en el barrio de Albaicín, en un mirador con vistas a la Alhambra -y aunque había dicho nada más comenzar su intervención que en un paraje como ése se le antojaba "imposible" hablar de Zapatero-, el presidente del PP ha afirmado que dichos cambios "perjudican" a su partido.

"Hemos leído que Zapatero ha suspendido algunas de sus convocatorias públicas, lo cual nos perjudica, pues para nosotros es bueno que haga muchos mítines y ande mucho por la calle, pero ha tenido el tino de suspenderlo", ha dicho con sorna.

Ha reconocido sentirse tan cómodo en el escenario, además en un día soleado pero no muy caluroso, que no ha evitado resaltar las bondades de la capital granadina: "Granada es una ciudad única en el mundo", ha afirmado.

Rajoy ha dicho, además, que está "seguro" de que Granada, una de las sedes del campeonato del mundo de baloncesto de 2014, organizará "una extraordinaria" competición, igual que hará con la Universiada un año después.

Superado este paréntesis, el líder del PP ha subrayado que su partido afronta las elecciones europeas "preocupado" por los problemas de los ciudadanos en época de crisis económica y concienciado de la defensa de los intereses españoles en la UE.

Con todo, Rajoy ha hecho énfasis en pedir el voto, pues al PP, según sus palabras, no le vale una victoria con cualquier margen. "Vamos a ganar, tenemos que hacerlo por mucho", ha asegurado.

Y para ello ha apelado a la victoria de su partido en las elecciones gallegas del pasado 1 de marzo, ya que ese triunfo marcó la senda de lo que habrá de ser una victoria el 7 de junio y de lo que será el éxito del presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, en su pugna por llegar a la Junta de la comunidad autónoma.

Todo ello será el prefacio de su victoria en las generales, se celebren cuando se celebren, ha apostillado Rajoy.

Ha insistido hoy en los deméritos del Gobierno, sobre todo en el plano económico.

El presidente del PP ha denunciado "inacción" del Ejecutivo durante cinco años y las medidas contra la crisis que plantea ahora, ya que hasta la fecha, ha dicho, sólo han arrojado como resultado "cuatro millones de parados".

Por ello, Zapatero, a su entender, no puede hablar de un modelo de economía sostenible cuando es el artífice de una tasa de paro "insostenible".

Y tampoco, según ha indicado, el Gobierno puede hablar de síntomas de recuperación, toda vez que con su política económica es un "secante de brotes verdes o de cualquier otro color".

Pero también Rajoy ha repartido críticas a Zapatero por haber dicho que sería "una interferencia" de los padres aconsejar a su hija si está embarazada y se debate entre abortar o no abortar.

"¿Cómo un presidente del Gobierno le puede decir a un padre y a una madre que no interfiera en la decisión de una hija suya?", se ha preguntado para acto seguido asegurar: "Que Zapatero haga en su casa lo que quiera, pero los españoles también tienen derecho de hacer lo que quieran: el Gobierno no es nadie para inmiscuirse en asuntos tan importantes".

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha sido centro de sus denuncias por la gestión de los brotes de gripe A(H1N1) en diferentes cuarteles militares, algo que "está obligada" a explicar aunque "jamás abre la boca" salvo para salir en los telediarios.

Según avanza la campaña, Rajoy da muestras de su confianza en el resultado electoral, y así se lo transmite al público, que tanto ayer en Málaga como hoy en Granada le han interrumpido en diferentes ocasiones.

De tal suerte que una señora, en pleno mitin, le ha prometido el voto el 7 de junio de los cinco miembros de su familia, lo que ha generado un efecto dominó, pues muchos asistentes han decidido también anunciar por qué partido optarán en las elecciones europeas.

Y Rajoy se ha puesto a contar hasta llegar a 26 votos. "Si por cada uno de vosotros, diez votos más, tened la total certeza de que el 7 de junio el cambio y la ilusión seguirán adelante de forma imparable".