Sócrates no quiere más polémica con el jefe del Estado

  • Lisboa.- El primer ministro de Portugal, José Sócrates, subrayó hoy que no quiere "contribuir" a la polémica de las desmentidas escuchas al jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, que acusó anoche al socialismo gobernante de intentar "manipularle".

Sócrates no quiere más polémica con el jefe del Estado

Sócrates no quiere más polémica con el jefe del Estado

Lisboa.- El primer ministro de Portugal, José Sócrates, subrayó hoy que no quiere "contribuir" a la polémica de las desmentidas escuchas al jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, que acusó anoche al socialismo gobernante de intentar "manipularle".

Sócrates hizo estas declaraciones después de que Cavaco Silva y el ministro de la presidencia del Gobierno, Pedro Silva Pereira cruzaran anoche acusaciones de supuesta manipulación, durante la campaña electoral que terminó el domingo, por las filtraciones a la prensa del supuesto espionaje del Gobierno al jefe de Estado.

Sócrates afirmó que este asunto "desgasta y desprestigia" a las instituciones y dijo que espera mantener una relación institucional "correcta y adecuada" con el presidente.

"Mi deber es concentrarme en aquello que es importante para el país, responder a los problemas, a los desafíos y asegurar un gobierno que esté a la altura de los tiempos en que vivimos", manifestó.

A pesar de no querer alimentar la polémica, Sócrates señaló que huye de "tabúes" y que todo lo que tenía que decir ya fue transmitido por el ministro de la Presidencia en funciones y dirigente socialista, Pedro Silva Pereira, que consideró el asunto una "invención" para perjudicar a su partido.

El ministro expresó anoche la reacción del Gobierno socialista ante las manifestaciones de Cavaco Silva y lamentó que en estos momentos "se lance al país a querellas artificiales y polémicas inútiles".

Silva Pereira recordó que las supuestas escuchas orquestadas por el Gobierno perjudicaron a su partido cuando fueron publicadas en agosto por un rotativo cuya fuente resultó ser "ese asesor del jefe de Estado, cesado por Cavaco la semana pasada".

Cavaco no ratificó anoche las revelaciones del diario y negó, además que tenga algo que ver con ellas.

Por su parte, la eurodiputada socialista y candidata a la Alcaldía de Sintra por el PS, Ana Gomes, consideró "patética" la intervención de Cavaco Silva y aseguró que a partir de ahora el Gobierno tendrá que disponer de "mucha paciencia" con la jefatura del Estado.

Gomes consideró que "la construcción que -Cavaco- mostró tener en su cabeza ante todos los portugueses demuestra que hay un desfase con la realidad".

Este caso ha abierto una crisis sin precedentes en la cohabitación política entre el Gobierno socialista y el Presidente conservador de Portugal.

El enfrentamiento se produce cuando el país está en campaña para las elecciones municipales del próximo día 11 tras la celebración de las legislativas del pasado domingo, que ganó el Partido Socialista con el 36,5 por ciento de los votos mientras que el Partido Social Demócrata, del que proviene Cavaco, logró un 29%.