Un sondeo sitúa la participación en las europeas en el 49%

BRUSELAS (Reuters) - El temor a una participación embarazosamente baja en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de junio podría evitarse, según un sondeo que se dará a conocer el miércoles, según el cual casi la mitad de los 375 millones de europeos llamados a las urnas depositarán su voto.

"El sondeo apunta a una participación del 49 por ciento, frente al 34 por ciento en el último Eurobarómetro (realizado en enero y febrero)", mostró el sondeo realizado por TNS para el Parlamento Europeo.

"El 43 por ciento de los encuestados dijo que estaba seguro de que iba a votar, y otro seis por ciento más dijo que es muy probable. El 12 por ciento parecía seguro de que no va a votar, frente al 19 por ciento de principios de año".

Unas encuestas anteriores habían previsto una asistencia aún menor que el récord del 45,5 por ciento que se registró en los últimos comicios para la Eurocámara hace cinco años, dibujando un sombrío panorama de la Unión de 27 estados miembros entre sus 500 millones de habitantes.

La amenaza de una baja participación en las elecciones del 4 al 7 de junio, que podría desviar el apoyo a los partidos de mayor tamaño hacia formaciones minoritarias, de extrema izquierda o derecha, ha llevado a los políticos a dar un mayor impulso a su campaña en las últimas semanas, en mítines y anuncios en radio, televisión y prensa.

"La encuesta elaborada en mayo halló que el 53 por ciento de los europeos estaba interesado en los comicios, frente al 46 por ciento que no. Al inicio del año, el 44 por ciento estaba interesado y el 53 por ciento no", señaló la encuesta, realizada entre el 4 y el 15 de mayo.

El desempleo es la principal preocupación para un 57 por ciento de los europeos, seguido de la crisis económica con un 45 por ciento.

TRATADO DE LISBOA

Irlanda es el país donde podría haber una mayor participación, con el 66 por ciento de los votantes diciendo que iban a acudir a las urnas, seguida de Bélgica, con un 64 por ciento.

En el extremo opuesto figuran Eslovaquia, con un 16 por ciento, y República Checa, con un 24 por ciento, a pesar de que Praga tiene la presidencia semestral rotatoria en este momento.

Los irlandeses, que dejaron a la UE temblando el año pasado al rechazar el Tratado de Lisboa de reforma de la Unión, también encabezan el apoyo a la UE, con un 72 por ciento "interesados" en las elecciones. Irlanda acudirá de nuevo a las urnas en otoño para un segundo referéndum sobre el tratado.

La Eurocámara - con sedes en Bruselas y Estrasburgo - comparte el poder ejecutivo con los gobiernos nacionales en alrededor del 80 por ciento de la legislación comunitaria, como el medio ambiente, la regulación financiera o los presupuestos.

Algunos analistas consideran las elecciones de junio como un referéndum sobre la gestión de la crisis por parte de las instituciones europeas, aunque también pesarán mucho la gestión de los gobiernos nacionales.