Zapatero dice que Mayor Oreja quiere imponer su "credo" y su proyecto "ultraconservador"

  • Barakaldo (Bilbao), 31 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha preguntado hoy a Jaime Mayor Oreja "si sabe dónde se presenta", le ha afeado su proyecto "ultraconservador" y le ha dicho que Europa "es la cuna" de una visión laica de la sociedad y no "la imposición de ninguna moral ni de ningún credo".

Barakaldo (Bilbao), 31 may (EFE).- El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha preguntado hoy a Jaime Mayor Oreja "si sabe dónde se presenta", le ha afeado su proyecto "ultraconservador" y le ha dicho que Europa "es la cuna" de una visión laica de la sociedad y no "la imposición de ninguna moral ni de ningún credo".

Zapatero ha participado junto al lehendakari, Patxi López, en un mitin del PSE-PSOE en Barakaldo para las elecciones europeas del 7 de junio, que ha coincidido con la celebración de la Fiesta de la Rosa de los socialistas vascos.

Durante su alocución, ha felicitado a López por no humillarse "ante nadie", le ha prometido que no le fallará y ha exigido a los terroristas de ETA que "abandonen ya la violencia de una vez y para siempre", porque la gente está "harta, harta, harta".

"Que no tengan que tardar más tiempo para tener que reconocer ese gran error histórico, lamentable, atroz, ignominioso, que han sido décadas de violencia, de muerte y de asesinatos", ha reclamado.

Aunque buena parte de su intervención se ha centrado en el País Vasco, Zapatero no ha querido alejarse de Europa y de las elecciones del 7-J, que, según ha pronosticado, perderá el PP, porque "no les importa Europa y se les nota".

Tras apreciar que lo que quiere el PP es "simplemente poder decir que han ganado al PSOE", Zapatero se ha encarado con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para decirle: "Vamos a verlo el próximo domingo".

A tenor del discurso del PP en la última semana, Zapatero ha sacado la conclusión de que Rajoy "parece más nervioso, más inseguro, sin ninguna idea y proyecto, salvo insultar e insultar".

El presidente del Gobierno se ha dirigido también al cabeza de lista del PP para los comicios del 7-J, Jaime Mayor Oreja, a quien ha señalado que Europa "es la cuna de la libertad, de los derechos, de una visión laica, porque eso es la democracia".

"No es la imposición de ninguna moral ni de ningún credo", ha proseguido, antes de reprochar a Mayor Oreja que tenga "un proyecto antiguo, ultraconservador, que no se lleva en ninguna parte" de esta UE "abierta, moderna, progresista y con mirada de futuro".

Frente a la propuesta del PP, ha pedido el voto para los socialistas, a fin de conseguir que Europa "sea cada día un espacio más amplio de derechos sociales, que defienda la paz y el entendimiento y que sea "una barrera fuerte para cualquier intento de guerras ilegales y conflictos como los vividos en los últimos años".

Una Europa que lidere un nuevo orden internacional más justo, "de la mano y trabajando con la gran esperanza que representa Barack Obama para todos los seres humanos de la tierra", ha agregado.

Según ha aclarado, el PSOE no actúa "en función de la coyuntura, de lo que pasa cada día, como hace el PP", sino que tiene un proyecto político para Europa, con el que van a trabajar para vencer la crisis, recuperar el crecimiento, generar empleo y promover un nuevo modelo de crecimiento, sostenible, con más futuro, innovación, tecnología y educación.

Respecto a la crisis económica, ha garantizado que España recuperará el crecimiento y generará empleo, "y no tardará mucho", -"Aunque no le guste al PP"-, habida cuenta de que el Gobierno ha puesto "todas las posibilidades a su alcance" en este empeño.

Después de reflexionar que la crisis es global, ha ironizado al anotar que nadie puede vencer solo las dificultades y alcanzar la prosperidad salvo Aznar, pese a que "la única receta que ha demostrado que tenía" era para llevar a España "a guerras ilegales y para ser un sumiso de los intereses del peor presidente de la historia de Estados Unidos".

Igualmente, ha defendido su apuesta por un nuevo modelo de crecimiento económico fortaleciendo las políticas sociales, con más becas, la ley de dependencia, la subida de las pensiones mínimas, la ayuda a la vivienda para los jóvenes y la ampliación de los permisos de paternidad y de maternidad.

"Eso es ayudar a la familia y lo demás es demagogia", ha apostillado en este sentido, para rechazar la idea de familia del PP y de Mayor Oreja; "quieren que todos pensemos lo mismo, como se pensaba hace décadas", se ha quejado, antes de estimar que lo que quiere el ex ministro del Interior es "el secuestro de la moral".

Con anterioridad, Patxi López ha subido a la tribuna para asegurar que ha llegado al Gobierno vasco para unir a la sociedad y para hacer de la convivencia "el referente, y ha afirmado también que utilizará "todas las capacidades" del autogobierno para resolver los problemas de los vascos y no para crear conflictos artificiales.

"No he venido a pasar facturas a nadie, no he venido a cobrar facturas de nada. He venido a dejarme la piel, con mis aciertos y mis errores", ha garantizado.