Conmemoran el décimo aniversario del asesinato del vicepresidente paraguayo Argaña

  • Asunción, 23 mar (EFE).- Familiares del vicepresidente Luis María Argaña, asesinado el 23 de marzo de 1999, conmemoraron hoy los diez años de fallecimiento del ex segundo del Ejecutivo uruguayo, crimen que en su momento desembocó en la muerte de siete jóvenes durante unas violentas protestas.

Conmemoran el décimo aniversario del asesinato del vicepresidente paraguayo Argaña

Conmemoran el décimo aniversario del asesinato del vicepresidente paraguayo Argaña

Asunción, 23 mar (EFE).- Familiares del vicepresidente Luis María Argaña, asesinado el 23 de marzo de 1999, conmemoraron hoy los diez años de fallecimiento del ex segundo del Ejecutivo uruguayo, crimen que en su momento desembocó en la muerte de siete jóvenes durante unas violentas protestas.

La esposa de Argaña, Marilyn Contreras, y sus hijos, depositaron una ofrenda floral ante la tumba del vicepresidente en el cementerio de la Recoleta, en Asunción.

El acto de recordación contó además con la presencia de varios adherentes del movimiento Reconciliación Colorada, fundado por Argaña en el seno del Partido Colorado, agrupación que perdió el poder en los comicios generales del 20 de abril pasado, tras 61 años ininterrumpidos de Gobierno.

En esas elecciones se impuso el actual presidente, Fernando Lugo, al frente de una coalición de amplio espectro ideológico.

Argaña fue asesinado a tiros por un grupo armado cuando se desplazaba a bordo de su camioneta, cuyo chófer también falleció, mientras que su custodio resultó herido.

La autoría moral del hecho había sido atribuida al general retirado Lino Oviedo, quien fue sobreseído por la Justicia por eso caso y por la muerte de los jóvenes que sobrevino al homicidio, lo que le permitió presentarse en los últimos comicios como candidato presidencial de la opositora Unión Nacional de Ciudadanos Éticos, una escisión del Partido Colorado.

La muerte de los jóvenes en la espontánea revuelta popular que se gestó para condenar el asesinato del vicepresidente, conocido como el "marzo paraguayo", forzó la renuncia del entonces presidente y aliado de Oviedo, Raúl Cubas, el 28 de marzo de 1999, y su posterior exilio en Brasil.

Además, desembocó en la huida de Oviedo a Argentina desde una unidad militar donde se encontraba recluido, pocas horas antes de la dimisión presidencial.

Por el asesinato del vicepresidente fueron condenados dos autores materiales y el mayor Reinaldo Servín, con penas de 20 a 25 años de cárcel.

Argaña fue uno de los políticos más renombrados del Partido Colorado. Era admirado por muchos y odiado por otros por su actuación al frente de la Corte Suprema de Justicia en la época del dictador Alfredo Stroessner (1954-1989).