Empleados de Seaga confían en que la Xunta "sepa ver" las ventajas de esta empresa y pare la explotación laboral

Reprochan la "nefasta gestión" de sus responsables, a los que aplicar una óptica "absolutamente neoliberal"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 (EUROPA PRESS)

Trabajadores de Servizos Agrarios Galegos (Seaga) confiaron hoy en que el nuevo Gobierno de la Xunta "sepa ver" las "posibilidades" que la empresa pública ofrece al sector agropecuario y forestal gallego, aunque solicitaron que "no caiga en los mismos errores" cometidos por sus actuales responsables, a los que calificaron de "supuestos progresistas", y ponga fin a su "política de explotación laboral".

En rueda de prensa, la portavoz del comité provincial de A Coruña, María Rodiño, destacó, durante la lectura de un comunicado consensuado con el personal afectado, la "completa disposición" de los trabajadores a iniciar las negociaciones para garantizar estabilidad y "unas condiciones laborales mínimas" que permitan a Seaga cumplir los objetivos "para los que fue creada".

No obstante, consideraron "indispensable" la dimisión de la actual directiva de la empresa, a la que responsabilizan de una "nefasta gestión". En este sentido, acusaron a los responsables de la Consellería de Medio Rural de crear una empresa "diseñada desde una óptica absolutamente neoliberal, nada progresista y que se basó en la explotación laboral más reaccionaria para alcanzar sus objetivos, bajo la premisa de que el trabajador en situación de eventualidad se vuelve más eficaz".

Así, aseguraron que cuando el titular de Medio Rural en funciones, Alfredo Suárez Canal, hace referencia a la "flexibilidad" de Seaga, en realidad, a su juicio, alude a salarios "de miseria", "jornadas de 18 horas" y desplazamientos "por cargo del trabajador, en ocasiones de más de 150 kilómetros".

También denunciaron "ilegalidades" en las contrataciones, "falta de transparencia" en los procesos selectivos, casos de acoso laboral y una "absoluta" inestabilidad laboral. Como ejemplo de esta última cuestión, apuntaron que en la empresa trabajan anualmente 2.800 personas de las que, en la actualidad, "sólo seis" cuentan con un contrato indefinido y se corresponden "con los puestos directivos".

FÓRMULA "ADECUADA"

En el comunicado leído por la portavoz del comité de A Coruña, los trabajadores defienden la fórmula de la empresa pública, que consideran "adecuada" al sostener que mejora la situación actual, en la que las labores agropecuarias y forestales se encargaban a subcontratas y empresas privadas.

Sus empleados incidieron en las posibilidades de esta fórmula, aunque reprocharon a la Administración agraria gallega su gestión "totalmente nefasta". "Confiamos en que lo tengan en cuenta", apuntaron los representantes de los trabajadores en referencia al futuro equipo de Gobierno de la Xunta.

Asimismo, reconocieron que no conciben la posibilidad de que el PPdeG cierre la empresa, de la que insistieron que "es totalmente necesaria" y aporta "una forma bastante eficaz de gestionar los asuntos del medio rural". En esta línea, defendieron que, en su día, el PPdeG "votó a favor de la creación de la empresa".

INCUMPLIMIENTO DE COMPROMISOS

Trabajadores de la empresa pública condenaron hoy el "incumplimiento" de un acuerdo sellado entre el comité y la dirección de la empresa, que, según afirmaron, se habría comprometido el 23 de marzo de este año a tratar de dotar a Seaga "de una mínima estabilidad laboral", al garantizar la continuidad de los contratos existentes hasta el 30 de junio.

Rodiño aseguró que los responsables de la empresa habían prometido celebrar una reunión entre representantes de los trabajadores y el consejo de administración, que preside Suárez Canal, antes del día 27 del mes pasado.

No obstante, señalaron que ese encuentro no llegó a producirse, circunstancia que se justificó al comité con "la triste excusa de la provisionalidad del consejo de administración", del que alegaron que carecía de "capacidad de decisión ante su inminente salida".

REDUCCIÓN DEL VOLUMEN DE ENCARGOS

Tras dar lectura al comunicado, representantes de los trabajadores explicaron que los incendios registrados en Galicia el pasado mes de marzo --que coincidieron con un periodo de temperaturas más elevadas, días soleados y ausencia de chubascos--, obligaron a contratar en la provincia de A Coruña a 14 motobombitas.

Recientemente, la dirección de la empresa les comunicó que "probablemente se irían a la calle" por no saber como reubicarlos, según señalaron para añadir que la misma situación se dio en otras categorías.

Asimismo, indicaron que en los últimos dos meses se produjo una reducción significativa del volumen de encargos encomendados a Seaga y denunciaron haber solicitado información al respecto de esos trabajos sin obtener más que una respuesta "siempre oral y escueta". Además, afirmaron que algunas de las labores destinadas en años anteriores a esta empresa se encomendaron a alguna Unidad de Gestión Forestal (Uxfor).

En la actualidad, un total de 918 personas están trabajando en Seaga, que, no obstante, en época de alto riesgo de incendios --que coincide con los meses de verano--, llega a rondar los 3.000 empleados.