Funcionarios de la telefónica estatal y transportistas protestan en Asunción

  • Asunción, 3 abr (EFE).- Cientos de funcionarios de la estatal Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) y miembros de la Federación del Transporte (Fetrap) coincidieron hoy en protestas en Asunción que incluyeron marchas para realizar sus respectivos reclamos.

Funcionarios de la telefónica estatal y transportistas protestan en Asunción

Funcionarios de la telefónica estatal y transportistas protestan en Asunción

Funcionarios de la telefónica estatal y transportistas protestan en Asunción

Funcionarios de la telefónica estatal y transportistas protestan en Asunción

Asunción, 3 abr (EFE).- Cientos de funcionarios de la estatal Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco) y miembros de la Federación del Transporte (Fetrap) coincidieron hoy en protestas en Asunción que incluyeron marchas para realizar sus respectivos reclamos.

Los integrantes de varios sindicatos de la Copaco protestaron en una plaza del centro capitalino para exigir al Poder Judicial que desestime una resolución que permite a la empresa privada GAV Comunicaciones seguir operando pese a que, presuntamente, adeuda más de 11 millones de dólares a este organismo estatal.

Ignacio López, uno de los dirigentes gremiales de la Copaco, consideró que esa deuda representa un gran "daño patrimonial" para la empresa estatal y exigió una respuesta urgente al reclamo.

Aseveró además que GAV Comunicaciones "se maneja en clandestinidad", al argumentar que la misma no paga impuestos.

Por su parte, los miembros de la Fetrap realizaron una marcha en Asunción para expresar su apoyo a la gestión del interventor de la Secretaria del Transporte del Área Metropolitana (Setama), Carlos Amarilla, actual gobernador del departamento Central, aledaño a la capital.

Los transportistas concluyeron su manifestación tras una reunión en la que participó el ministro de Justicia y Trabajo, Blas Llano.

La oficina del jefe de Gabinete de la Presidencia anunció que los miembros de la Fetrap serán recibidos la próxima semana por el jefe de Estado, Fernando Lugo, para escuchar sus peticiones.