La Junta aclara que el proceso negociador para asumir la Justicia no ha estado paralizado "en ningún momento"

TOLEDO, 16 (EUROPA PRESS)

La consejera de Administraciones Públicas y Justicia, Magdalena Valerio, aseveró hoy que el proceso negociador para el traspaso de las competencias de Justicia a Castilla-La Mancha "no ha estado paralizado en ningún momento", aunque reconoció que en el capítulo de inversiones siguen existiendo diferencias.

En respuesta a una pregunta oral formulada por la parlamentaria del PP Natalia Tutor, la consejera indicó que tras la toma de posesión del nuevo ministro, Francisco Caamaño, se le ha solicitado una reunión con la intención de seguir avanzado en la agenda para cerrar la negociación del traspaso competencial.

A la espera de esa reunión, informó Valerio, se ha desarrollado un "proceso dinámico que no ha estado paralizado en ningún momento", pues el intercambio de datos entre el Ministerio y la Junta se produce "de manera semanal", y sólo en 2008 se produjeron tres reuniones formales con el ministro y otras tantas con los grupos de trabajo.

También recordó la consejera que en la Comunidad Autónoma se está elaborando el Plan Estratégico de la Administración de Justicia en Castilla-La Mancha, que servirá como hoja de ruta una vez asumidas las competencias y que ha sido "muy valorado" por los agentes jurídicos y sociales, con cuya opinión se espera contar para elaborarlo.

La diputada del PP, por el contrario, cuestionó por qué todavía no se ha producido un encuentro con el nuevo titular del Ministerio de Justicia, desde que tomó posesión del 24 de febrero, e instó a la consejera de Administraciones Públicas y Justicia a escribir otra vez a Caamaño.

"Llámele y abórdele si es necesario", apremió Tutor, quien consideró que el problema "no son las prisas, que no llegan porque no hay acuerdo" sino precisamente "esa falta de acuerdo". En su opinión, en la administración de justicia "faltan medios, demasiados, y sobran promesas de las que nada o poco se sabe", convencida de que "el cómo tiene que tener un cuándo para no perder sentido".