Tribunales.- El TSJCM permite a CSI-F concentrarse ante la Presidencia de la Junta en Toledo

TOLEDO, 13 (EUROPA PRESS) Los delegados de CSI-F podrán manifestarse el próximo martes, 17 de febrero, contra el aumento del desempleo frente al edificio de la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (TSJCM) en Toledo, según la sentencia emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, al que recurrió el sindicato tras la intención de la Delegación del Gobierno, Máximo Díaz-Cano, de trasladar esa concentración a San Juan de los Reyes. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el TSJCM reconoce el derecho de CSI-F a manifestarse en la Plaza del Cardenal Silíceo teniendo en cuenta que la elección del lugar "no es en absoluto caprichoso o desligado de los motivos y fines" del acto, teniendo en cuenta que es una manifestación de protesta respecto a determinados aspectos de actuación política del Gobierno regional. Además de reconocer que el cambio de ubicación propuesto "afecta directamente al contenido, alcance y posible eficacia de la protesta", la sentencia recuerda que la duración de la protesta no excederá de una hora, por lo que "resulta claro" que los posibles problemas transitorios de tráfico --esgrimidos por la Delegación-- "deben ceder a favor del derecho fundamental de reunión y manifestación recogido en el artículo 21 de la Constitución". Respecto a la cuestión, planteada por el Abogado del Estado, de que sea necesario que por ese lugar transiten vehículos de urgencia como los de policía, bomberos y ambulancias, la sentencia recuerda que eso no impedirá que se pueda reclamar a los manifestantes que permitan el paso concreto del vehículo de urgencia que necesite pasar en ese instante. Para CSI-F, informó el sindicato en un comunicado, la sentencia "desmonta los argumentos utilizados por Díaz-Cano, que alegaba razones tan endebles en su negativa como las cuestiones de tráfico o la seguridad, cuando lo que en realidad pretendía era alejar la concentración lo más posible" del presidente regional, José María Barreda. "Esa distinta vara de medir por parte de la Delegación del Gobierno debe ser explicada por el señor delegado, en lo que supone una actitud parcial, injusta e improcedente, tal y como acaba de ratificar el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha", expresaron.