Baja el porcentaje de los que ven mal o muy mal la economía y crecen quienes piensan que mejorará en un año

Los españoles siguen citando el paro como primer problema y creen que el Gobierno se centra en eso y no en las 'banderas' del PSOE

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El porcentaje de españoles que ven 'mal' o 'muy mal' la situación de la economía española se situó en abril en el 71,3%, frente al 75% que sumaban los más pesimistas en el mes anterior, según se desprende del Barómetro de Opinión dado a conocer hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Paralelamente, el estudio registra un incremento de quienes consideran que la situación económica mejorará dentro de un año, que pasan de un 18,3% de marzo a un 20,8% en abril.

El trabajo de campo para esta encuesta se basó en un total de 2.481 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 237 municipios de 45 provincias, entre el 14 y el 21 de abril, y tiene un margen de error de más/menos 2 por ciento.

El sondeo confirma, una vez más, que son mayoría los españoles que consideran que la economía ha empeorado con respecto a hace un año (76,8%), pero refleja algunos cambios, aunque todavía tímidos, en la percepción de la situación actual. Mientras el mes anterior los que la definían como 'mala' o 'muy mala' alcanzaban un histórico 75%, un mes después el porcentaje ha descendido casi cuatro puntos hasta quedarse en el 71,3%.

No obstante, en abril seguían siendo una gran minoría (3,6%) quienes defendían que la coyuntura era 'buena' o 'muy buena', sólo dos décimas por encima que en el mes anterior.

También hay algunas variaciones en los pronósticos que los españoles hacen para dentro de un año, porque desciende en medio punto el porcentaje de quienes auguran que en ese periodo la economía empeorará. Si en marzo tenía ese mal presagio el 37,2% de los encuestados, a su vez una cifra inferior a la del mes anterior, en abril lo suscribía el 32,3%.

Por contra, frente al 17,3% y al 18,3% que sostenía en los barómetros de febrero y marzo que las cosas mejorarían en 2010, ese presentimiento ya lo compartía en abril el 20,8%.

TERRORISMO E INMIGRACIÓN, EMPATADOS.

Sea como fuere, el paro continúa como el principal problema para los españoles, aunque el porcentaje de quienes lo citan como una de sus preocupaciones ha descendido medio punto respecto a un mes antes, pasando de la cota histórica del 76,2% que se anotó en marzo al 75,7% de abril. En segundo lugar, repiten los problemas de índole económica, que suben dos puntos y se quedan con un 54,1% de respuestas.

En tercer y cuarto puesto aparecen empatados, con un 16 % de respuestas, el terrorismo y la inmigración. El primero baja más de tres puntos y la segunda sube dos en comparación con el mes anterior. Les sigue, repitiendo puestos, la vivienda y la inseguridad ciudadana.

Como es habitual, los problemas de índole económica encabezan la relación de preocupaciones personales de los españoles y repiten el 43,6% de contestaciones del mes anterior. A continuación, sigue el paro, que se anota casi un punto más en que marzo, y suma el 38,9% de respuestas. Las dificultades para el acceso a la vivienda (11,6%), la inseguridad ciudadana (8,3%), las pensiones (6,5%) y la inmigración (5%) completan esta lista.

AUTOBOMBO DEL GOBIERNO.

En esta ocasión el CIS ha incluido una nueva pregunta para averiguar cuáles son los problemas a los que, según los ciudadanos, el Gobierno "dedica más atención". En general, los encuestados perciben que el Ejecutivo se ocupan fundamentalmente de los principales problemas del país, pero que lo hace poco de algunos de los asuntos más concretos que los socialistas han tomado como 'banderas', como la igualdad, la dependencia o las cuestiones que afectan a las minorías.

Así, los españoles aseguran que el Gobierno está centrado, por este orden, en los problemas de índole económica (31%), el paro (21%) y el terrorismo (9%). Ya con menos menciones aparecen la inmigración (6,2%) y, en quinto lugar, se colocan los que consideran que el Gobierno se concentra en "lavar su imagen y a publicitarse" (5,6%).

Únicamente un 4,1% de respuestas señalan, como uno de los asuntos a los que el Gobierno presta más atención, "los problemas de índole social" y mucho más bajos (entre el 1,1% y el 0,2%) son los porcentajes de los que citan directamente temas como las leyes de Dependencia, Igualdad, la violencia contra las mujeres, los aspectos sociales que afectan a minorías como los homosexuales, la Justicia, la Educación o el aborto.

Mayor número de respuestas suman otros epígrafes con los que los ciudadanos denuncian que el Gobierno tiene entre sus prioridades dar ayudas a los bancos o mantenerse en el poder (2%) o ganar dinero e incluso robar (1,3%).