El PP tiene una ventaja de 4,4 ó 4,5 puntos para las europeas

MADRID (Reuters) - El Partido Popular tiene una ventaja sobre el PSOE de 4,4 ó 4,5 puntos para las elecciones europeas del próximo 7 de junio, según dos sondeos publicados el domingo por los diarios El Mundo y Público.

La crisis económica y el aumento del paro parece estar afectando al Gobierno del Partido Socialista, que esta semana ha llevado a cabo una profunda remodelación ministerial, incluida la vicepresidencia segunda y Ministerio de Economía, que ahora dirige Elena Salgado.

En la encuesta de Sigma-2 para El Mundo, el PP obtendría un 43,3% de los votos y entre 22 y 23 diputados, mientras el PSOE, que pierde 5,6 puntos respecto a 2004, se sitúa en el 37,9 por ciento con 20 ó 21 escaños, en una muestra realizada entre el 3 y el 8 de abril entre unas 900 personas.

El partido que preside Mariano Rajoy sube un 1,1 por ciento en intención de voto respecto a los anteriores comicios.

El tercer partido más votado sería Izquierda Unida con un 5% de los votos y dos representantes, seguido de Unión Progreso y Democracia de Rosa Díez con un 4,4%.

En una encuesta similar, el diario Público da una ventaja al PP de 4,5 puntos sobre el PSOE, que atribuye el cambio al "desplome" de los apoyos del PSOE más que a cambios entre los posibles votantes 'populares' y que le llevaría a perder cuatro diputados.

Público ha entrevistado a 3.204 personas entre el 10 de mayo y el 2 de abril.

En esta ocasión el candidato socialista será el ex ministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar, mientras que el 'popular' Jaime Mayor Oreja repite en el PP. El ex ministro de Interiores es más conocido por los encuestados en el sondeo de El Mundo (90,3 por ciento frente al 60,7% del socialista canario).

Uno de los principales problemas del PSOE, según la encuesta de Público, es que un 30 por ciento del electorado que votó socialista en las generales hace un año está indeciso.

En 2004 el PSOE logró un 43,46 por ciento de los votos, frente al 41,21 por ciento del PP, lo que les otorgó 25 y 24 escaños, respectivamente. La reforma del reparto de escaños con la entrada en vigor del Tratado de Niza disminuye el número de representantes españoles de 54 a 50.