La oposición argentina asegura que la libertad de expresión está "en riesgo"

  • Buenos Aires, 20 mar (EFE).- Los principales partidos de la oposición en Argentina aseguraron hoy que el proyecto gubernamental para cambiar la ley de radiodifusión vigente desde la dictadura "pone en riesgo" la libertad de expresión en el país.

La oposición argentina asegura que la libertad de expresión está "en riesgo"

La oposición argentina asegura que la libertad de expresión está "en riesgo"

Buenos Aires, 20 mar (EFE).- Los principales partidos de la oposición en Argentina aseguraron hoy que el proyecto gubernamental para cambiar la ley de radiodifusión vigente desde la dictadura "pone en riesgo" la libertad de expresión en el país.

"Estamos ante una ley extorsiva que busca frenar la libertad de expresión", destacó Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, la tercera fuerza parlamentaria del país.

En una rueda de prensa, la dirigente concentró sus críticas en los cambios al régimen de licencias que prevé el proyecto que el Gobierno de Cristina Fernández ha elaborado para cambiar la legislación que dictó en esa materia el último régimen militar (1976-1983).

"Este mecanismo pone de rodillas a las empresas y a los periodistas, que no van a poder hablar porque se los va a controlar con la revisión de esas licencias", dijo Carrió.

La dirigente política estuvo acompaña por Gerardo Morales, líder de la Unión Cívica Radical, el principal partido de la oposición y con el que la Coalición Cívica se ha aliado con vistas a las próximas elecciones legislativas.

Carrió insistió en que la norma propuesta por el Gobierno es una "ley amenaza". "Es como que ahora dijeran que el que no juega para el Ejecutivo le sacamos la licencia", remarcó.

Cristina Fernández presentó este miércoles para el "debate social" una propuesta de un proyecto de ley de medios audiovisuales que será motivo de una ronda de consultas entre organizaciones no gubernamentales, universidades, sindicatos y empresas de medios de prensa durante el plazo de 60 días.

Partidos de la oposición y algunos medios de comunicación miran con recelo el anteproyecto de ley de un Gobierno con complejas relaciones con ciertos sectores de la prensa.