Los españoles dan ganador a Zapatero en el debate, según el CIS

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ganó esta semana el debate sobre el Estado de la Nación, según un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas difundido el viernes que mostró que la mayoría de los españoles siguen estas citas parlamentarias con poco interés.

Un 37,6 por ciento de los encuestados consideró que Zapatero, que centró su intervención el martes pasado en nuevas medidas económicas para hacer frente a la crisis, había ganado el debate, frente al 14 por ciento que dijo que fue el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, quien salió victorioso de la pugna parlamentaria anual.

Pese a darle como ganador, un 65% de los encuestados opinó que Zapatero transmitió poca o nada de confianza en el futuro económico, mientras que un 70 por ciento dijo que Rajoy no ofreció propuestas reales frente a las del Gobierno.

El presidente del Gobierno comprometió una larga lista de apoyos a la economía que tendrá que consensuar en un Congreso en el que no tiene mayoría absoluta, al tiempo que anunció un nuevo recorte del gasto público de 1.000 millones de euros.

Entre las medidas esbozadas por Zapatero figuraron un recorte del impuesto de sociedades y del IRPF a pequeñas empresas o autónomos que mantengan o generen empleo, en un momento en el que las cifras de parados han superado los cuatro millones.

Además, el mandatario anunció ayudas directas al sector del automóvil con aportación pública y privada, el fin de la deducción por adquisición de una vivienda a rentas de más de 24.000 euros y la modernización de las aulas, con medidas como la dotación de un ordenador portátil a los 420.000 alumnos de quinto de primaria de centros públicos y concertados.

Del sondeo del CIS se desprende que, en general, los españoles creen que Zapatero mostró sensibilidad hacia los problemas de los españoles, pero que el líder de la oposición conoce mejor las dificultades de la sociedad.

Además, consideran que el debate fue bastante conflictivo y que predominaron los reproches en lugar de planteamientos para solucionar los problemas del país.

Un 44,3 por ciento dijo que este tipo de debates son interesantes pero no tienen utilidad, mientras que un 28 por ciento opinó que no "sirven más que para aburrir" y un 23,2 por ciento creyó que son útiles para que la opinión pública se entere de las cuestiones políticas.

El sondeo se realizó a partir de 1.520 entrevistas en todas las provincias del país.