El Congreso decide mañana si cita al director del CNI por el cese del responsable de inteligencia y los vuelos de la CIA

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) La Comisión de Gastos Reservados del Congreso, de la que forman parte los portavoces de los distintos grupos autorizados para acceder a información reservada, decidirá mañana si cita al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz, para explicar por qué ceso en noviembre pasado al responsable de la División de Inteligencia Contraterrorista, Agustín Casinello, y para dar más datos sobre los conocidos como vuelos de la CIA, se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias. Saiz retiró de su puesto a Casinello después de que fueran asesinado en Afganistán dos soldados españoles, por eso algunos medios relacionaron su cese con un supuesto déficit en la información sobre el conflicto que vive aquel país. Sin embargo, desde el CNI se negó tal extremo y se justificó el relevo alegando razones de organización interna. El PP solicitó entonces que el propio Saiz acudiera al Congreso para aclarar qué motivos le llevaron a cesar a Casinello, quien fue sustituido por Raquel Gutiérrez, que hasta ese momento era subdirectora de Inteligencia Exterior. DENUNCIAS DE IU Pero además, la Comisión de Gastos Reservados tendrá que debatir también otra petición de comparecencia que afecta al director del CNI. Se trata de la que registró Izquierda Unida en diciembre cuando el diario 'El País' desveló que el Gobierno de José María Aznar había autorizado la escala en España de vuelos ilegales de Estados Unidos con destino a Guantánamo. Según detalló entonces el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, el Ejecutivo del PP autorizó en 2002 que vuelos estadounidenses que trasladasen prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán al penal de Guantánamo hicieran escala en España por razones de emergencia, pero ningún avión llegó a parar en territorio nacional. Después IU contradijo al ministro y aportó al juez de la Audiencia Nacional que instruye este caso documentación que, según esta formación, apunta que al menos dos de esos aviones hicieron escala en España. Se trataría de uno que partió de la base sevillana de Morón en enero de 2002 con 23 detenidos y de otro que salió de Rota (Cádiz), con 24 detenidos en octubre de ese mismo año. SEBASTIÁN, LUKOIL Y EL CNI Asimismo, los portavoces parlamentarios discutirán la propuesta del PP para que el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, rinda cuentas en la Cámara Baja sobre la existencia de un informe del CNI en el que supuestamente se advertía del riesgo que comportaría la participación de la empresa rusa Lukoil en la española Repsol. El PP reclamó que Sebastián explicara el contenido de ese informe, que fue realizado el pasado mes de octubre aunque no se conoció hasta un mes después, cuando se desveló el interés de Lukoil por hacerse con parte de Repsol, una polémica operación empresarial que no llegó a cuajar. DEBER DE RESERVA La última vez que Saiz compareció en el Congreso, el pasado mes noviembre, lo hizo para presentar la memoria de actuaciones del organismo y responder a preguntas de los diputados sobre cuestiones diversas como el secuestro del pesquero 'Playa de Bakio' en aguas de Somalia o los vuelos de la CIA. Al trascender algunos aspectos de la reunión secreta, el presidente del Congreso, José Bono, envió una carta a cada uno de los seis diputados que forman parte de la Comisión de Gastos Reservados recordándoles su deber de reserva ante este tipo de comparecencias. Además de estas peticiones de comparecencia, la citada comisión tiene pendientes de celebración las comparecencias de los tres ministros en cuyos departamentos figuran gastos reservados (Defensa, Interior y Asuntos Exteriores), que la ley prevé cada seis meses.