El Presidente de la Comisión de espionaje de la Asamblea denuncia una llamada que le pedía dinero

  • Madrid, 12 feb (EFE).- El presidente de la Comisión de la Asamblea de Madrid que investigará la presunta trama de espionaje a políticos de la región ha denunciado hoy a la Policía una llamada telefónica en la que se le instaba a pagar 50.000 euros, han informado a Efe fuentes del Grupo Popular en la Cámara regional.

Madrid, 12 feb (EFE).- El presidente de la Comisión de la Asamblea de Madrid que investigará la presunta trama de espionaje a políticos de la región ha denunciado hoy a la Policía una llamada telefónica en la que se le instaba a pagar 50.000 euros, han informado a Efe fuentes del Grupo Popular en la Cámara regional.

Benjamín Martín Vasco, que es el presidente de esa comisión, ha acudido hoy a una comisaría madrileña para denunciar que el lunes recibió en su teléfono móvil una llamada de un desconocido que le dijo: "si no quieres acabar como tu amigo Correa tienes que llevar 50.000 euros esta tarde a un bar de la Casa de Campo".

La alusión del desconocido es al empresario Francisco Correa, imputado en la investigación de la Audiencia Nacional por delitos como tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capital en relación con negocios con varios Ayuntamientos y entidades.

Tras esa primera llamada Martín Vasco recibió otras pero ya no quiso descolgar.

El diputado regional ha optado por presentar denuncia ante la Policía, que ha abierto una investigación sobre esos hechos, según las fuentes, que han apuntado que el móvil que recibió las llamadas será puesto a disposición de los agentes.

En días pasados Benjamín Martín aseguró que no dimitirá de la presidencia de la Comisión, frente a las peticiones que en ese sentido le habían hecho los grupos del PSOE e IU en la Asamblea madrileña.

La oposición pedía la renuncia de Martín después de que informaciones periodísticas le vincularán presuntamente con la trama de corrupción que investiga el juez Garzón.

Ante esas informaciones Benjamín Martín tiene la intención de querellarse contra los que le impliquen, con objeto de defender su inocencia.