Gobierno boliviano cree que "mercenarios" tenían apoyo de fuerte financiación

  • Río de Janeiro, 16 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia cree que los terroristas muertos y detenidos hoy, que presuntamente planeaban atentar contra el presidente Evo Morales, tenían apoyo de una importante fuente de financiación, dijo hoy en Río de Janeiro el ministro de Gobernación, Alfredo Rada.

Una banda terrorista planeaba un magnicidio contra Evo Morales, según el Gobierno de Bolivia

Una banda terrorista planeaba un magnicidio contra Evo Morales, según el Gobierno de Bolivia

Gobierno boliviano cree que "mercenarios" tenían apoyo de fuerte financiación

Gobierno boliviano cree que "mercenarios" tenían apoyo de fuerte financiación

Denuncian un plan para asesinar a Evo Morales tras una operación policial que deja 3 muertos

Denuncian un plan para asesinar a Evo Morales tras una operación policial que deja 3 muertos

Río de Janeiro, 16 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia cree que los terroristas muertos y detenidos hoy, que presuntamente planeaban atentar contra el presidente Evo Morales, tenían apoyo de una importante fuente de financiación, dijo hoy en Río de Janeiro el ministro de Gobernación, Alfredo Rada.

"La acumulación de armamento y explosivos que tenían y el hecho de que eran mercenarios internacionales no se paga a partir de voluntad. Tenían importantes fuentes de financiación", afirmó Rada en una rueda de prensa en el consulado boliviano en Río de Janeiro.

El ministro detalló que entre los muertos se encontraba el ideólogo de la banda terrorista, Jorge Roza, un boliviano de ascendencia croata y húngara.

Además, murieron en la intervención policial un ciudadano húngaro y otro irlandés, cuyos nombres no han sido divulgados.

De los dos detenidos, uno es de origen boliviano y el otro extranjero, aunque su nacionalidad aún está siendo "establecida" por la policía, según Rada.

Los cinco supuestos terroristas integraban una célula de ideología de extrema derecha, que había participado en dos atentados en Santa Cruz, uno hace tres semanas contra el viceministro de Autonomías, Saúl Ávalos, y otro ayer, contra la vivienda del cardenal Julio Terrazas.

Rada confirmó que los detenidos, durante los interrogatorios, "indicaron que sí" han participado en estos dos ataques perpetrados con dinamita.

La policía cuenta con pruebas documentales, que relaciona a este grupo, además de estos ataques, con planes para atentar contra el presidente boliviano, según confirmó Rada.

"Esto confirma la seriedad y la gravedad de las denuncias del Gobierno de que existían planes para atentar contra la integridad física del presidente Morales", concluyó el político.

Según el responsable del Gobierno, el grupo terrorista pretendía originar una "escalada de violencia" en Bolivia.

Explicó que eligieron como objetivo al cardenal Terrazas con la voluntad de "desviar la atención" y "hacer pensar que los autores eran vinculados al Gobierno".

La policía, que interceptó esta célula en un hotel céntrico de Santa Cruz en la madrugada de hoy, incautó explosivos, municiones y diverso armamento ligero y mediano.

Los detenidos están en manos del Ministerio Público, que abrió una investigación por los cargos de terrorismo, atentado contra la seguridad del estado e intento de asesinato de dignatarios.

Rada aprovechó para "convocar" al prefecto (gobernador) de Santa Cruz, el opositor Rubén Costas, a que no cometa la "irresponsabilidad" de "disminuir" la seriedad de los atentados y la importancia de las detenciones, y a que "colabore" con el Gobierno para construir la seguridad del país.

Costas acusó al Gobierno de haber organizado un "montaje" como una "cortina de humo" para deslindar responsabilidades en el atentado contra el domicilio del cardenal.