La Fiscalía polaca abre una investigación para aclarar el asesinato de un ingeniero en Pakistán

  • Varsovia, 9 feb (EFE).- La fiscalía de Cracovia anunció hoy la apertura de una investigación para esclarecer el asesinato del ingeniero polaco que permanecía secuestrado en Pakistán desde septiembre por un grupo talibán.

La Fiscalía polaca abre una investigación para aclarar el asesinato de un ingeniero en Pakistán

La Fiscalía polaca abre una investigación para aclarar el asesinato de un ingeniero en Pakistán

Varsovia, 9 feb (EFE).- La fiscalía de Cracovia anunció hoy la apertura de una investigación para esclarecer el asesinato del ingeniero polaco que permanecía secuestrado en Pakistán desde septiembre por un grupo talibán.

El portavoz del ministerio fiscal, Marek Welna, explicó que el primer paso de las investigaciones será la visualización del vídeo de siete minutos que recoge la dramática muerte del ciudadano polaco, quien falleció después de que sus captores le cortaran la cabeza.

En las imágenes, Piotr Stanczak, secuestrado el 28 de septiembre cuando realizaba unas prospecciones en la localidad de Attock (norte de Pakistán) para una compañía geológica polaca, pedía al Ejecutivo de su país la retirada de sus tropas en Afganistán y la ruptura de relaciones diplomáticas con Pakistán, y le acusaba de no haber hecho nada para lograr su liberación.

Los captores demandaban la excarcelación de compañeros recluidos en prisiones paquistaníes como condición para salvar la vida de Stanczak, algo a lo que en todo momento se negó el Gobierno de Islamabad.

"Ya no podemos salvar a nuestro compatriota, así que vamos a intentar castigar a los asesinos", afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski, quien explicó que su departamento ha contactado con el Ministerio de Justicia para iniciar acciones que permitan la detención de los culpables.

Mientras, continúan los esfuerzos para recuperar el cadáver de Stanczak y poder expatriarlo a Polonia, aunque aún permanece en paradero desconocido.

Según algunos diarios paquistaníes, el grupo talibán se niega a entregarlo hasta que sean puestos en libertad los presos indicados, aunque otras fuentes indican que a cambio del cadáver solicitan la entrega de 2.500 dólares.

Por su parte, el primer ministro polaco, Donald Tusk, se sumó hoy a las condolencias expresadas por el jefe de su diplomacia y subrayo que, desde su punto de vista, su Gobierno hizo todo lo posible para lograr la liberación del ingeniero.