Las autoridades rusas negocian la puesta en libertad de 30 estudiantes detenidos sin cargos en Egipto

MOSCÚ, 31 (EUROPA PRESS)

La misión diplomática en el Cairo tramita ante las autoridades egipcias la liberación de al menos treinta universitarios rusos detenidos sin cargos desde hace dos días en la capital egipcia, informaron fuentes oficiales rusas a la agencia de noticias oficial RIA Novosti.

"Continuamos pidiendo información sobre los detenidos y las posibilidades de tener un encuentro con ellos por todos los canales posibles ", dijo el vicecónsul ruso en el Cairo, Yusup Abakarov.

Abakarov añadió que el consulado ruso ha contactado con el ministerio de Asuntos Exteriores, Interior y otras entidades competentes egipcias para resolver el incidente con los estudiantes que ha causado asombro en la opinión pública rusa.

"Según nuestras informaciones, hasta el momento ninguno ha sido liberado", dijo Abakarov y añadió que las autoridades egipcias no han informado sobre los motivos de la detención y tampoco suministrado al consulado ruso una lista con los nombres de los detenidos.

Según las informaciones recopiladas por el consulado, agentes del servicio secreto egipcio allanaron la noche del pasado martes y la madrugada del miércoles varias viviendas particulares en el Cairo y detuvieron a decenas de estudiantes extranjeros, entre ellos 30 rusos.

La mayoría de los detenidos eran estudiantes de la universidad islámica Al Azhar, uno de los principales centros islámicos de enseñanza superior de renombre internacional. El pasado jueves un grupo de estudiantes rusos denunciaron ante el consulado ruso la detención de sus compañeros que se efectuó de forma violenta con registros y el decomiso de objetos personales de los universitarios.

Según los estudiantes, tras el allanamiento de las viviendas, los compañeros detenidos fueron conducidos en vehículos en dirección desconocida. De acuerdo con una ley sobre estado de excepción, las autoridades egipcias pueden detener extranjeros sin presentación de cargos, pero las autoridades diplomáticas rusas procuran un encuentro con sus ciudadanos para garantizar el cumplimiento de sus derechos legales.