Miguel será trasladado a la prisión de Morón y Samuel a la de Huelva

SEVILLA, 17 (EUROPA PRESS) Tras pasar su primera noche en la prisión de Sevilla-I, el asesino confeso de Marta del Castillo Casanueva, Miguel C.D., y su presunto cómplice, Samuel B.P., que habría ayudado al primero a deshacerse del cadáver, serán trasladados en las próximas horas a las prisiones de Morón de la Frontera (Sevilla) y de Huelva, respectivamente, por motivos de "seguridad" para alejarlos del "foco" de los hechos. Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press explicaron que después de que en la noche de ayer durmieran en celdas separadas y acompañados "por presos de confianza" del centro penitenciario de Sevilla-I, ambos detenidos serán separados de centro a partir de hoy. Así las cosas, los nuevos directores de centro a los que son enviados los jóvenes, Morón y Huelva, deberán estudiar el informe inicial de los profesionales de la cárcel de la capital hispalense y, si procede, ratificar el Protocolo de Prevención de Suicidios (PPS) ya aplicado. En este sentido, Miguel C.D., una vez que concluya su día de diligencias con efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, que ha incluido una visita a su vivienda de León XIII para reconstruir los hechos acaecidos el pasado 24 de enero --día en que despareció Marta--, será trasladado a Morón de la Frontera. Por su parte, Samuel B.P. ya ha salido de Sevilla-I en dirección a Huelva. Con esta situación, que durará un mínimo de una semana, el autor confeso del crimen y su cómplice estarán acompañados por otros presos con el fin de que "nunca estén solos". En la jornada de hoy deberá por tanto repetirse el proceso de registro de entrada en sus nuevos destinos. En Sevilla-I, en la tarde noche de ayer, tras ser entrevistados por personal del centro, Miguel y Samuel fueron incluidos en el Protocolo de Prevención de Suicidios para velar por la seguridad de ambos internos, cuya situación como miembros de dicho programa específico variará en el tiempo dependiendo de su evolución. Los dos jóvenes fueron encarcelados ayer por orden del juez de Instrucción número 4 de Sevilla, quien tras tomarle declaración a Samuel en primer lugar y a Miguel en segunda instancia decidió acordar la prisión provisional comunicada y sin fianza para ambos jóvenes.