Pleno.- El debate sobre la crisis en la Asamblea, secuestrado por el cruce de acusaciones sobre espías, tramas y venados

La cacería de Bermejo con Garzón y el uso partidario de la Cámara, principales armas arrojadizas MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El debate previsto para hoy en el pleno de la Asamblea de Madrid sobre la crisis y el desempleo en la Comunidad quedó deslucido y secuestrado por el cruce de acusaciones entre el Partido Popular y los grupos de oposición, que se enzarzaron en un arduo lanzamiento de informaciones de la actualidad política. La cacería a la que asistieron el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y el juez Baltasar Garzón el pasado fin de semana, fue el arma principal de los 'populares', respondida con denuedo por PSOE e Izquierda Unida, que subrayaron el uso partidista que, a su juicio, el PP está realizando del parlamento regional para evitar el arranque de la comisión de investigación sobre el espionaje. Asimismo, la oposición echó en falta una explicación voluntaria de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sobre la dimisión del consejero de Deportes, Alberto López Viejo, y las acusaciones que le relacionan con una presunta financiación irregular de actos del Partido Popular. De hecho, los diputados de Izquierda Unida fueron amonestados por la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, cuando sacaron desde su escaño carteles donde se podía leer '¡Censura política no! Los madrileños quieren saber', con el objetivo de criticar la actuación del PP en la creación de la comisión de investigación por la presunta trama de espionaje en la Comunidad de Madrid. El PSOE fue aún más lejos y destacó el "rumor" de que el PP está intentando ganar tiempo y "destruyendo documentos públicos", una acusación que Aguirre les conminó a retirar, o caso contrario acabarán en los tribunales. La presidenta fue la primera en sacar el escándalo cinegético: "Me ha sorprendido gratamente que (usted) sea la primera socialista que se preocupa por la utilización partidista de las instituciones, justamente en la semana en la que nos hemos enterado de que el poder judicial y el gobierno van juntos de cacería", respondió a la portavoz socialista, Maru Menéndez. "Justo la semana en la que el juez pretende acusar al principal partido de la oposición de estar detrás de una trama de corrupción se va de fin de semana, deja detenidos en los calabozos y se va de fin de semana con el ministro de Justicia, y aparentemente también con el jefe de la Policía Judicial y con la fiscal del caso", destacó. "En cualquier país democrático del mundo estarían avergonzados y no chulescos, como ayer vimos algunos", manifestó. "Estarían avergonzados, habría dimitido de su cargo el ministro y se habría abstenido de este caso el señor juez", añadió. Por su parte, el portavoz del PP, David Pérez, denunció lo que consideró una "profunda falta de respeto del PSOE hacia esos tres millones largos de parados que están sufriendo la incompetencia del Gobierno del señor Zapatero" pues, a su juicio, tienen que soportar que en esta Cámara a los diputados socialistas "sólo les interesa hablar de acusaciones, extender sospechas y buscar una erosión del Gobierno regional a base de mentiras y descalificaciones, en vez de ocuparse de los asuntos que realmente interesan a los ciudadanos". En este sentido, consideró que es "inadmisible" que el PSOE extienda acusaciones contra el Gobierno regional, "amparándose en una inmunidad parlamentaria de la que están abusando y que están utilizando de una forma deleznable". "Creo que la señora Menéndez va a tener que aclarar eso. Va a tener que rectificar eso y nosotros así se lo vamos a exigir, aquí o donde sea pertinente, pero no se puede tolerar que el PSOE siga supliendo su falta de propuestas constructivas para la Comunidad con insultos, descalificaciones y acusaciones contra un gobierno que está gobernando con rectitud, eficacia, austeridad y transparencia", manifestó. Asimismo, el portavoz popular rechazó que el Gobierno regional esté manteniendo silencio en cuanto a las tramas en las que se le implican y resaltó que debe mantenerse un respeto a la presunción de inocencia. El diputado popular Pablo Casado arremetió directamente contra el ministro de Justicia: "Sólo tiene buena puntería con el PP, sólo tiene buena puntería en Madrid y en Valencia, pero no en Andalucía y en la Cataluña del 3 por ciento, tiene buena puntería en Boadilla pero no en Pinto, Ciempozuelos ni en Fuenlabrada, le fallan algunas cosas". FALTA DE EXPLICACIÓN Por su parte, la portavoz socialista tachó de "sorprendente" que López Viejo, que acudió a la sesión de hoy con gesto serio y sin hacer declaraciones a la prensa, no se haya planteado entregar el acta de diputado, tras dimitir como consejero. "No parece que tenga demasiado sentido que cesen a un alcalde porque no es digno para ese cargo y, sin embargo, sí lo sea para ser concejal, o que cesen a un consejero y, sin embargo, mantenga el acta de diputado", consideró. A su juicio, éste es "un momento especialmente grave porque junto a los hechos que conocemos hay una falta absoluta de respuesta por parte de Esperanza Aguirre y su Gobierno sólo se dedica a amenazar para intentar amordazar a la oposición". Por otra parte, dijo Menéndez, "es muy significativo el silencio que manifiestan las personas que están vinculadas presuntamente en estas tramas". "Sabrán ellos por qué no pueden hablar", agregó. Asimismo, la socialista acusó al PP de "boicotear" el funcionamiento de la comisión de investigación con "mentiras", pues ha dicho que no ha presentado la relación de comparecientes "hasta que finalice el plazo, cuando no hay ningún plazo de finalización porque se acordó que fuera abierto". "Están buscando excusas", sentenció. Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida, Inés Sabanés, indicó que éste ha sido un "pleno de alta intensidad" donde ha habido crispación, porque se toman "decisiones de carácter absolutamente partidista y en función de los intereses de un partido". "Cuando el PP sea consciente de lo que supone la Presidencia de una cámara, nosotros entablaremos el diálogo para recuperar cierta normalidad institucional, pero en este momento la conflictividad y las provocaciones vienen de parte del PP y, por tanto, recuperar la normalidad va a ser complicado", afirmó. "Con todo lo que está pasando salir aquí, con todo el desparpajo y toda la cara del mundo, a decir que lo que hay que hacer es abaratar el despido, me parece el colmo de la provocación", declaró.