Reforzarán la inteligencia contra la violencia en la ciudad colombiana de Medellín

  • Bogotá, 13 abr (EFE).- Las acciones oficiales contra la violencia en la ciudad colombiana de Medellín (noroeste), sacudida en la últimas semanas por matanzas entre bandas narcotraficantes, serán reforzadas con inteligencia, informaron hoy fuentes oficiales.

Reforzarán la inteligencia contra la violencia en la ciudad colombiana de Medellín

Reforzarán la inteligencia contra la violencia en la ciudad colombiana de Medellín

Bogotá, 13 abr (EFE).- Las acciones oficiales contra la violencia en la ciudad colombiana de Medellín (noroeste), sacudida en la últimas semanas por matanzas entre bandas narcotraficantes, serán reforzadas con inteligencia, informaron hoy fuentes oficiales.

El director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia estatal), Felipe Muñoz, anunció la creación de un grupo especial en esa ciudad para enfrentar con mayores herramientas a la delincuencia común y a las bandas criminales.

Asimismo, el martes llegarán a Medellín siete patrullas de la Policía Judicial con el fin de fortalecer el apoyo al Ejército.

Más de 600 militares y policías están ya en Medellín para reforzar la seguridad en esta ciudad, afectada por una escalada de violencia que ha provocado 325 homicidios en lo que va de año.

Solamente durante el martes pasado ocho personas murieron en enfrentamientos entre bandas rivales y la cifra de homicidios en toda la semana ascendió a 31.

El jefe del DAS, quien fue enviado a Medellín por instrucción del presidente colombiano, Álvaro Uribe, dijo a periodistas que es importante que la Junta de Inteligencia Seccional, en la que tienen asiento todas las centrales de inteligencia del Estado, se reúna por lo menos una vez a la semana.

En esa cita se debe compartir información y centrarse en las acciones de las autoridades locales contra esas bandas criminales, explicó Muñoz.

La semana pasada, el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, expresó la preocupación del Gobierno y consideró que en Medellín lo que ocurre es que entre los propios criminales "se están acusando de 'sapos' (delatores) y hay que tomar las medidas para evitar nuevas muertes".

Unos 500 soldados están desde la semana pasada en las zonas más violentas de la ciudad, principalmente en el área nororiental, un cinturón de barrios populares.

Entre las víctimas de las últimas matanzas, según distintas autoridades, figuran integrantes de las bandas "La 39" y "La Galeras", ambas al servicio de narcotraficantes.

Otras de las víctimas mortales son ex paramilitares del Bloque Cacique Nutibara, de las ultraderechistas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que actuaba en Medellín y se desmovilizó hace más de tres años.