El CICR moviliza a sus equipos para prestar ayuda a las víctimas de los enfrentamientos en Chad

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció hoy que sus equipos se han movilizado para prestar asistencia a las víctimas civiles y militares de los violentos enfrentamientos librados, estos últimos días, entre las fuerzas gubernamentales chadianas y los grupos de oposición armada de la Unión de las Fuerzas de Resistencia (UFR), en el este de Chad.

El pasado 9 de mayo, los delegados comenzaron a visitar a las personas capturadas durante los combates, a fin de verificar las condiciones de detención y el trato que se les dispensa, indicó el comité en un comunicado. Se han registrado ya los datos de unos cien detenidos.

Además, el texto indica que en las localidades de Am Dam, Goz Beida, Abeché y Yamena, los equipos médicos del CICR están prestando ayuda en los establecimientos donde se atiende a los heridos. Tres heridos graves fueron evacuados a Abeché, donde serán operados por un equipo quirúrgico del CICR. Actualmente, se realiza una evaluación de las necesidades de los heridos trasladados a Yamena, añadió la organización.

"Muchas personas han sido capturadas tras los enfrentamientos. Los heridos, entre los cuales hay personas capturadas durante los combates, requieren asistencia de urgencia", declaró la jefa de delegación del CICR en Chad, Catherine Deman. "El CICR recuerda que, de conformidad con el Derecho Internacional Humanitario, todos los heridos, civiles o militares, deben ser tratados con humanidad y sin discriminación", añadió.

El CICR explicó por otra parte que en cuanto las circunstancias lo permitan, se debe hacer todo lo posible por buscar, recoger y evacuar a los heridos, y prestarles atención médica adecuada. Se debe recoger e inhumar "con decoro" los restos mortales de los fallecidos a causa de los enfrentamientos. Además, incumbe a las autoridades responsables garantizar que se dé un trato humano a las personas capturadas, que se respete su dignidad y se atienda a sus necesidades esenciales, añadió el comité, que alegó además que conforme a su cometido, el CICR ha de obtener el acceso a todas las personas capturadas a raíz del conflicto armado.

Por ello, el CICR instó también a las autoridades a tomar todas las medidas posibles para proteger de los efectos de las hostilidades a la población civil que vive en las zonas afectadas por los bombardeos y los combates, y a velar por que no esté expuesta a los peligros relacionados con los restos explosivos de guerra.

El comunicado insiste por último en que el CICR proseguirá sus esfuerzos para garantizar protección y asistencia a todas las personas afectadas por los recientes combates, ya se trate de personas heridas, detenidas o desplazadas. El CICR está presente en Chad desde 1978. Actualmente despliega actividades en favor de las víctimas del conflicto armado, en particular la población desplazada en el este del país, los heridos de guerra, así como los detenidos de seguridad en todo el territorio. Tiene una plantilla de 315 colaboradores, entre ellos 57 expatriados.