El Gobierno italiano defiende la actuación de sus militares en el incidente en el que murió una niña afgana

ROMA, 4 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno)

El ministro de Defensa de Italia, Ignazio La Russa, respaldó hoy la actuación de los militares italianos destacados en Afganistán que ayer dispararon contra un vehículo que circulaba a elevada velocidad causando la muerte de una niña de 13 años.

En declaraciones a la radio pública italiana (Rai), La Russa aseguró que las reglas de actuación militar en estas zonas "son muy precisas". "Por lo que me han contado, parece que todo ha sido respetado", señaló.

"Esto no quita que quede un margen de dramático error" tal y como se constata en este caso, "que lamentablemente ha costado la vida de una niña". Por eso, "la solidaridad y la cercanía con la familia es completa, total", aseguró.

La Russa insistió en el "gran dolor, gran pesar", que provoca este incidente. Sin embargo, "episodios dramáticos como este nunca se pueden excluir cuando se opera en una zona tan compleja, peligrosa y difícil como lo es hoy Afganistán", precisó.

Por su parte, el ministro de Exteriores del país transalpino, Franco Frattini, que también lamentó la tragedia, aseguró que se abrirá "una investigación" para averiguar todos los detalles y circunstancias del incidente.

El accidente tuvo lugar ayer en Herat, territorio del noroeste de Afganistán cuya seguridad se halla bajo control de las tropas italianas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF, por sus siglas en inglés).

En un comunicado difundido hoy, la ISAF manifestó su "sincera solidaridad" con la familia de la niña y reconoció que ésta murió como consecuencia de un "incidente", cuando el vehículo "no identificado" en el que viajaba se aproximó a un convoy militar sin detenerse, "a pesar" de "las señales manuales, las bengalas y los disparos de advertencia" realizados por los militares.

"Las tropas de la ISAF dispararon entonces al vehículo" y, "después del incidente", se descubrió "trágicamente" que una niña afgana "resultó muerta", añade el comunicado. La misión de la OTAN explicó que sus militares están entrenados para tomar "medidas apropiadas" con las que evitar herir a los civiles "al mismo tiempo que realizan acciones para protegerse cuando están amenazados". "Toda precaución fue adoptada para prevenir que este incidente ocurriera", señala el texto.