El jefe de la Brigada Guzmán El Bueno, el primer general en activo que recibe a la asociación que reúne más militares

Etiquetas

El general Álvarez Espejo se reunió con un delegado de AUME después de su queja porque la Brigada no asistió a un homenaje a víctimas del terrorismo

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El jefe de la Brigada de Infantería Mecanizada X 'Guzmán El Bueno', el general de Brigada Ricardo Álvarez Espejo, recibió el pasado 6 de abril en la sede de su unidad en Cerro Muriano (Córdoba) al delegado de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) en esta provincia, el soldado retirado Sergio Santisteban, confirmaron a Europa Press fuentes de la asociación que preside el brigada Jorge Bravo.

Las fuentes consultadas informaron de que el encuentro se produjo después de que el delegado de la asociación profesional remitiera una carta al general Álvarez Espejo en la que le transmitía que se sintió "defraudado" con su brigada, en la que él mismo sirvió durante ocho años, cuando el pasado 11 de marzo comprobó que no envió ninguna representación al homenaje a todas las víctimas del terrorismo que se celebró en la plaza que lleva el nombre de uno de sus suboficiales asesinado en un atentado de ETA en 1996.

El encuentro entre el oficial que manda la Brigada 'Guzmán El Bueno' y el delegado de la asociación es la primera entrevista que mantiene un representante de AUME con un miembro en activo del generalato del Ejército de Tierra español. El general Álvarez Espejo es además el oficial de más alto rango que recibe oficialmente a esta organización profesional, que cuenta con más de 2.000 militares en activo asociados.

Fuentes de la asociación aseguraron que la reunión representa "un gesto importante" para todo el asociacionismo y para AUME y confiaron en que la predisposición del general a escuchar a una asociación profesional se extienda "al resto de unidades y a los órganos de dirección del Ministerio de Defensa".

El pasado 25 de marzo, AUME consiguió por primera vez en sus cuatro años de historia que un Gobierno autonómico le recibiera en audiencia, entre otras cuestiones, para conversar sobre temas sociales que afectan al colectivo militar en esa región y alcanzar acuerdos para futuras colaboraciones entre ambas instituciones. La directora general de la Familia del Ejecutivo presidido por Juan Vicente Herrera fue el alto cargo que recibió al presidente de AUME, el brigada Jorge Bravo, para analizar cuestiones bilaterales. Días antes, la asociación que reúne mayor número de militares en activo se entrevistó con la portavoz del PP en materia de defensa, la diputada Beatriz Rodríguez-Salmones.

En la misiva enviada el pasado 6 de abril, a la que ha tenido acceso Europa Press, el delegado de AUME en Córdoba transmitía al general Álvarez Espejo que se sintió "defraudado" por el hecho de que su unidad no acudiera al homenaje a las víctimas del terrorismo celebrado el 11 de marzo.

"FUE LAMENTABLE, MI GENERAL"

"Fue lamentable, mi general, que de su unidad no acudiera ningún representante, como el pasado año para arropar a los padres de nuestro compañero muerto por un vil atentado terrorista de ETA el 20 de mayo de 1996", aseguró Santisteban, para después recordarle al general que aquel militar asesinado por la banda terrorista, "aunque ya esté enterrado", "será componente de la Brigada toda la eternidad".

Tras expresarle su malestar, Santisteban le indicó al jefe de la Brigada que decidió erigirse ese día como representante del "colectivo militar" y explicó a los padres del fallecido que la base de Cerro Muriano tiene una calle con el nombre de su hijo y un lugar en una de las compañías en el que conserva objetos de su hijo como homenaje.

Finalmente, el soldado Santisteban solicitó al general que hiciera "lo posible" para invitar a los padres del militar fallecido a los actos que se celebrarán en la unidad el 30 de mayo con motivo de la festividad del Arma de Ingenieros, para que pudieran así comprobar los recuerdos que tiene la Brigada de su suboficial. Además, le solicitó "el primer paso de acercamiento entre la Brigada y AUME" para hace llegar la "problemática" de sus subordinados que, "por el cauce reglamentario", "no le llegan".

"Así queda mi predisposición a sentarme con Vuecencia y charlar sin más. Se despide a sus órdenes y esperando de vuestra parte que sea organizada dicha visita. En sus manos queda, mi general", concluye la carta del delegado de AUME. La respuesta a la misiva, según fuentes de AUME consultadas por Europa Press, llegó días después por medio de un oficial que llamó a Santisteban para convocarle al encuentro. En la reunión, además de los temas abordados, el delegado de la asociación militar pudo comprobar que el general tenía información sobre su asociación, en concreto un pequeño dossier sobre algunas de las iniciativas impulsadas por AUME.