Gallegas.- Quintana promete desplegar en 4 años la Policía Autonómica con efectivos de la Nacional y la Guardia Civil

Fija en 2012 más de 5.500 agentes y pide a PP y PSOE que se digan antes del 1-M si apoyarán en Madrid el traspaso de tráfico SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 (EUROPA PRESS) El candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana, propuso hoy un plan de despliegue de la Policía Autonómica para desarrollar en cuatro años desde comienzos de la próxima legislatura con una perspectiva "integral", de forma que se incorporen los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que "voluntariamente" decidan adscribirse hasta alcanzar los 5.568 en ese periodo. El cabeza de cartel nacionalista fijó hasta 2012 el plazo para llevar a cabo el despliegue, que enmarcó en la Ley de Policía gallega aprobada por el Parlamento autonómico la pasada legislatura. De este modo, Quintana estableció para este mismo año, "en cuanto comience" el mandato, la "creación del cuerpo" de la Policía Autonómica con la incorporación de los 429 efectivos que actualmente están adscritos. Para Anxo Quintana, éste supondrá "un pequeño paso" para poner en marcha el "compromiso" de que Galicia cuente con un "cuerpo de seguridad propio" que "desplace" a las fuerzas de seguridad estatales, pero "no a sus efectivos". En este sentido, explicó que en el la segunda fase, entre 2010 y 2011, se abrirá el proceso para seleccionar a los policías e "integrar a 3.000 nuevos efectivos". Sobre este extremo, el BNG ofrece que el nuevo cuerpo se "nutra" de efectivos de nueva incorporación y de los policías nacionales y agentes de la Guardia Civil que decidan "voluntariamente" integrarse en esta fuerza del orden. Precisamente, Quintana hizo hincapié en que esta posibilidad es un elemento que "diferencia" de proceso realizado con los cuerpos de Euskadi y Cataluña. Anxo Quintana también recordó que para hacer real el despliegue, Galicia asumir las competencias plenas en seguridad ciudadana, policía administrativa --medio ambiente y urbanística--, policía judicial y tráfico y seguridad vial. Sobre esta última, recordó que el Congreso está pendiente de debatir una proposición de ley aprobada por unanimidad por el Parlamento gallego para transferir esta materia a Galicia. 5.568 EFECTIVOS EN 2012 Según el dirigente nacionalista, la Cámara Baja deberá sustanciarla --por tiempos parlamentarios-- en este ejercicio y entendió que "no debe haber problema ninguno". Este plazo es el que maneja el Bloque para que en 2012 se culmine el despliegue total con 5.568 efectivos integrados en la Policía Autonómica, con un ratio de dos agentes por cada mil habitantes. En relación al debate de la iniciativa legislativa, Quintana aprovechó su intervención para reclamar al PP y al PSOE que "antes" de que se celebren las elecciones, confirmen si votarán a favor de la propuesta cuando se discuta en el Congreso. "Nosotros, con dos diputados, sí", aseveró el político nacionalista. Así, advirtió de que en Madrid "hay un intento declarado y descarado" por que Galicia "no se equipare a Euskadi y Cataluña" y, por tanto, "no tenga una policía propia", algo a lo que "Galicia tienen derecho". "Esperamos que las demás fuerzas políticas estén a la altura de las circunstancias", remachó. Asimismo, recalcó su deseo de que cuando se debata este asunto, la discusión se base en los modelos de seguridad, porque será "rico" para la propuesta, pero avisó de que "sería negativo" para Galicia que se produjese en el sentido de obstaculizar "que el país cuente con un símbolo más de su carácter nacional". El candidato nacionalista subrayó que "un país tiene derecho a dotarse de un sistema de seguridad propio" y expresó que para su "implantación rápida y accesible", el Bloque aspira a incorporar a efectivos de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Matizó, a este respecto, que los policías locales no se incluyen en esta posibilidad, ya que no es factible por vía administrativa, tal y como marca la ley. Para ellos, se comprometió a que, si los ciudadanos "dan el apoyo" al BNG para estar en el Gobierno, desarrollar la Ley de Coordinación de Policías Locales gallega que vio luz verde también en el recién acabado mandato.