La Cruz Roja denuncia el desplazamiento forzado de unos 600 indígenas en el oeste de Colombia

BOGOTÁ, 4 (EUROPA PRESS)

Unos 600 indígenas de la etnia emberá se han desplazado al departamento de Chocó (oeste de Colombia) por los efectos del conflicto armado en la región entre la guerrilla, los paramilitares y el Ejército, según denunció ayer la Cruz Roja.

Las comunidades desplazadas pasaron varios días por la selva para evitar que les alcancen los enfrentamientos y posteriormente se congregaron en el casco urbano de la localidad de Pizarro y en un caserío, en informaciones de Caracol Radio recogidas por Europa Press.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) vela por garantizar la seguridad de los indios y suministra asistencia humanitaria de emergencia desde el pasado 25 de marzo, día en que comenzaron los desplazamientos. "El CICR se queda preocupado por la suerte de la población civil de esta zona, que desde (hace) varias semanas enfrentan agudas consecuencias humanitarias a raíz del conflicto armado", denuncia la organización, que añadió que la mayoría de personas afectadas por esa situación son niños y mujeres.

La delegada de la Cruz Roja encargada de la zona, Silvia Padrón, dijo que las personas que han ido llegado "relatan la angustia que sintieron al saber que muchos de sus familiares y vecinos estuvieron perdidos y aislados en la selva, huyendo de los combates en la zona".

El desplazamiento de los indígenas se suma a otros que se han producido en la región en las últimas semanas debido a los combates entre guerrillas, paramilitares y miembros del Ejército. "El CICR continuará presente en la zona, de acuerdo con su mandato de organización humanitaria, neutral, imparcial e independiente para asistir a las víctimas del conflicto", puntualizó el organismo.