La estatua de Franco seguirá en la vía pública de Melilla hasta que Defensa le busque una ubicación

MELILLA, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), aseguró hoy que la estatua de Franco seguirá de momento a la entrada al puerto de la ciudad, a los pies de la ciudadela de Melilla Vieja, hasta que la ministra de Defensa, Carme Chacón, responda al ofrecimiento de que la efigie del dictador se instale en unas dependencias militares.

Imbroda recordó, en respuesta a las críticas que le ha dirigido el PSOE sobre este asunto, que la misiva a la titular de Defensa se envió con fecha 8 de abril para instalar la escultura en el Museo Militar o en algún acuartelamiento, "pero aún no hemos recibido respuesta".

La primera autoridad melillense aseguró que cambiaron de opinión sobre este asunto después de que su Gobierno anunciara que, con el comienzo de unas obras en Melilla la Vieja, se retiraría de la vía pública, porque "vimos que la estatua no estorba a las obras y por eso decidimos que permaneciera allí".

En su opinión, "ningún ciudadano de Melilla está lo más mínimamente preocupado por que la estatua de Franco esté ahí o en otro lado", aunque destacó que "en cuanto (la ministra de Defensa) me conteste y me diga que sí, yo se la mando", después de que los socialistas le reprocharan que Melilla es la única ciudad de España con una estatua del dictador en la vía pública.

Juan José Imbroda se mostró contrario a trasladarla a un almacén municipal de la ciudad autónoma "porque se trata de un militar" y señaló que lo correcto sería hacerlo a una dependencia de la Comandancia General de Melilla, como el Museo Militar o algún acuertelamiento de la ciudad.

El presidente subrayó además que se trata de un monumento aprobado en un Pleno del Ayuntamiento en el año 1975 para "rendir homenaje al que fuera Comandante del Tercio Gran Capitán I de la Legión de Melilla y no por su condición de dictador", y aseguró que se trata de un homenaje a todos los militares que defendieron la ciudad en el año 1921 --15 años antes de la sublevación del 'bando nacional'-- durante la guerra con los rifeños de Abdelkrim.

"Gracias a la Legión, Melilla sigue siendo española" recordó. En esas fechas Francisco Franco Bahamonde era comandante del Tercio Gran Capitán de la Legión en Melilla.