Once mapuches quedan en prisión por atentado contra el fiscal en el sur de Chile

  • Santiago de Chile, 12 abr (EFE).- Once mapuches quedaron en prisión acusados del ataque que sufrió el fiscal Mario Elgueta y cinco policías en el sector de Tirúa, en la región sureña del Bío Bío, el pasado octubre, confirmó hoy el ministerio Público.

Santiago de Chile, 12 abr (EFE).- Once mapuches quedaron en prisión acusados del ataque que sufrió el fiscal Mario Elgueta y cinco policías en el sector de Tirúa, en la región sureña del Bío Bío, el pasado octubre, confirmó hoy el ministerio Público.

En un operativo que contó con la participación de 130 efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) fueron detenidos este sábado siete imputados en domicilios de tres comunidades indígenas en el sector de Puerto de Choque y Cañete, a unos 600 kilómetros al sur de la capital.

Según el informe policial, los detenidos son José Huenuche, Javier Navarro, Ramón Llanquileo, Luis Menares y los hermanos Norberto, César y Juan Parra Leal.

Los otros cuatro imputados son Richard Muhuel, Segundo Ñehuen, Carlos Muñoz y Elcides Huiqueman, quienes ya estaban detenidos tras ser sorprendidos cuando robaban madera desde un predio de la forestal Mininco.

Los once indígenas fueron formalizados por la fiscal regional, Ximena Hassi, por homicidio frustrado y asociación ilícita terrorista para cometer actos criminales en contra de las personas y la propiedad.

Todos los detenidos que pertenecen a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) deberán permanecer en prisión durante nueve meses mientras dure la investigación.

En la noche del 15 de octubre, el vehículo del fiscal Mario Elgueta y otros tres vehículos con policías se toparon con una barricada de troncos y ramas en la ruta, tras lo cual encapuchados comenzaron a disparar con escopetas.

La caravana quedó encerrada y sin vías de escape y los efectivos repelieron el ataque. El intercambio de disparos duró media hora.

Debido al ataque, el fiscal sufrió lesiones leves en su mano izquierda por perdigones y en su cabeza por esquirlas de vidrios.

También quedaron heridos graves por arma de fuego los inspectores de la Policía de Investigaciones (PDI) Walter Oyarce y Jorge Ogueda, y el sargento de Carabineros Eladio Quiroz.

El inspector Alesandro Rojas fue herido de mediana gravedad y el sargento de Carabineros Jorge Sepúlveda fue herido leve por un perdigón.

Tras conocerse la detención de los mapuches, el ministro del Interior en funciones Patricio Rosende aseguró que a juicio del Gobierno no hay un agudizamiento en el conflicto indígena.

Recalcó que aunque la CAM con sus acciones intente involucrar al pueblo indígena por completo, "la gran mayoría del pueblo mapuche está plenamente integrado al Estado chileno y no vamos a permitir que estos grupos pequeños traten de confundir las cosas e involucrar al pueblo mapuche en una escalada que no tiene ningún sentido".

"De las 2.800 comunidades indígenas que hay en todo el país, no son más de diez las que han tenido algún tipo de actitud parecida a las de la CAM. Ésa es la realidad", insistió.

Según el ministerio Público, el hecho ocurrido en octubre es considerado como el atentado más grande ocurrido en la zona del conflicto mapuche.

En el sur de Chile se registran con frecuencia enfrentamientos entre hacendados y empresas forestales con indígenas que luchan por recuperar tierras que pertenecieron a sus antepasados y que han sido acusados y condenados por incendios y usurpación de terrenos con uso de la violencia.