Un joven extremeño denuncia que el Ejército le ha dado de baja como soldado tras padecer un accidente en el Líbano

Sufrió una "grave lesión de rodilla" al atropellarle otro compañero con un camión del Ejército

MEDINA DE LAS TORRES (BADAJOZ), 30 (EUROPA PRESS)

Un joven de 25 años natural de la localidad pacense de Medina de las Torres, Carlos Navas Albújar, ha interpuesto un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura contra el Ministerio de Defensa por considerar "injusta" la decisión de las Fuerzas Armadas de darle de baja de este cuerpo tras sufrir una "grave lesión de rodilla" en un accidente registrado en el Líbano cuando realizaba una misión de paz.

El joven extremeño explicó, en declaraciones a Europa Press Televisión, que el Ejército de Tierra tomó tal decisión al considerar que tras el desgraciado accidente "no reúne las condiciones psicofísicas" para desarrollar su labor en la institución castrense. Según recordó, el accidente ocurrió en abril de 2007, cuando "estaba repostando con un compañero" y, al dar marcha atrás, el otro soldado le "arrolló" con el camión y le "rompió la rodilla". El accidente le ha dejado secuelas psicológicas, por lo que actualmente está en tratamiento médico, ya que padece "desagradables pesadillas todas las noches con ese camión que viene", explicó.

Este joven, también criticó la asistencia que recibió del Ejército desde el día que aconteció el accidente donde se lesionó la pierna. Así, recordó que le trasladaron al hospital de la base y le pusieron una escayola en la pierna "desde el tobillo hasta la ingle", pese a no saber que tenía, ya que "no" le "realizaron pruebas" diagnósticas. Después, le "encerraron" durante 15 días "sólo" y sin asistencia médica en su habitación.

DE LESIÓN LEVE A "GRAVE CON ROTURA"

Transcurrido ese tiempo, fue trasladado al Hospital Gómez Ulla de Madrid, donde al parecer erraron el diagnóstico al determinar que padecía "lesión leve de rodilla", ya que con posterioridad acudió a un traumatólogo de su aseguradora que, en contra de la decisión del mencionado hospital, consideró que padecía "una de las lesiones más graves que hay de rodilla". En concreto, le diagnosticó "lesión de cápsula posterior grave con rotura del cruzado posterior", según recoge el informe traumatológico. Carlos acude a este especialista porque en el hospital militar le recomiendan rehabilitación, y al comenzar con el tratamiento es cuando este médico observa que la rodilla empeora y decide operarle.

"Me tenían que hacer trasplante de ligamentos y me operaron en Madrid, en octubre de 2007 y en junio de 2008 ", señaló antes de explicar que, cuando le iban a realizar una tercera intervención el 20 de abril de este año, para su "sorpresa" le comunicaron que se había cursado su baja en la aseguradora tras la decisión del Instituto Social de las Fuerzas Armadas de darlo de baja a su vez como soldado por "la pérdida de condiciones psicofísicas".

Además, no le reconocen derecho a pensión, ni paga, porque consideran que "la pierna tiene una discapacidad leve" y porque su estado psicológico "no tiene que ver con el accidente". "Una persona con 25 años no ha tenido ningún problema psiquiátrico y desde el accidente no puedo dormir, siento miedo y tengo fobia", precisó antes de apostillar que piensa que lo que le está pasando "no es normal", ya que está "todo el día con pastillas" y se siente incapacitado para desempeñar cualquier trabajo.

Por ello, y a la espera de que los tribunales resuelvan favorablemente su recurso, pidió al Ejército que se "responsabilice" de su caso, para poder operarse con prontitud, ya que recurrir a la Seguridad Social significaría "empezar de cero" apuntarse a la lista de espera, así como recurrir a un nuevo psiquiatra.

Asimismo, lamentó no recibir ningún tipo de ayuda económica para poder hacer frente a sus hipotecas y explicó que desde lo que le ha ocurrido en Líbano, se han truncado sus planes "de boda" y "de hacer carrera en el Ejército", ya que padece estados depresivos por los que ha ingresado de urgencia en dos ocasiones tras intentar autolesionarse. Para finalizar criticó que se trate de este modo a un soldado que "va a defender la bandera" del país. "Uno tiene la desgracia como la que he tenido y te cierran las puertas, que me ayuden porque no estoy pidiendo nada que no sea mío y resuelvan mi caso", subrayó.